Volvo Financial Services (VFS), el brazo financiero del fabricante de automóviles Volvo, ha firmado un acuerdo para invertir en REIN, una insurtech que se dedica a desarrollar una plataforma configurable que permite a las aseguradoras desplegar soluciones y programas, además de poder ser usada para lanzar servicios de seguros conectados para la industria del transporte comercial.

REIN mostró su plataforma en iLabX, el programa acelerador de diez semanas de VFS para empresas de nueva creación y tras el que se ha comenzado esta colaboración: «Estamos entusiasmados por añadir a Volvo a nuestro grupo de inversores», declaró el cofundador y presidente, Steve Rabbitt. «Tener a VFS en la mesa será invaluable a medida que continuemos aportando soluciones de aseguramiento al sector de vehículos comerciales», añadió.

Ambas compañías planean lanzar el producto en los EE.UU. durante la primera mitad de 2020, con un despliegue global previsto para el futuro.

La compañía de seguros recientemente concluyó una ronda de financiación de Serie A, recaudando 14.300 millones. Además de VFS, otros participantes entraron en la ronda, entre ellos, Liberty Mutual Strategic Ventures, Plug and Play Ventures, Kiplin Capital, entre otros inversionistas.

Gracias a esta colaboración se espera explorar «soluciones personalizadas basadas en datos que aumenten la seguridad y mejoren la experiencia general de los seguros para los clientes del grupo».

«Reconocemos que las nuevas tecnologías están cambiando las prioridades de nuestros clientes y presentando oportunidades para mejorar el rendimiento», afirmó Scott Rafkin, vicepresidente ejecutivo del Grupo Volvo y presidente de VFS. «El enfoque centrado en los datos de REIN se alinea con nuestro compromiso de adoptar nuevas soluciones que reduzcan el coste total de la propiedad y apoyen la seguridad de los conductores».