Joachim Wenning, presidente del Consejo de Administración de MUNICH RE

«2018 fue un buen año para MUNICH RE. Aumentamos nuestros beneficios y logramos el objetivo de nuestros resultados. Hemos avanzado mucho con las tres prioridades estratégicas: aumentar los beneficios, la transformación digital y reducir la complejidad». Así comenzó su discurso frente a los accionistas Joachim Wenning, presidente del Consejo de Administración de la reaseguradora, que añadió: “Tenemos la intención de aumentar nuestro resultado consolidado en 500 millones de euros hasta alcanzar los 2.800 millones de euros en 2020. En el camino hacia la consecución de este objetivo, esperamos obtener un beneficio de alrededor de 2.500 millones de euros este año».

Wenning subrayó la importancia estratégica de la transformación digital para el grupo: «El número de empresas digitales en las que hemos participado subraya nuestra ambición. Estamos utilizando la transformación digital para mejorar nuestra fuerza competitiva, expandir nuestra posición de liderazgo en los mercados y asegurar nuevas fuentes de ingresos».

Esta apuesta estratégica se suma otra serie de acciones emprendidas por la reaseguradora ya que «el año pasado, redujimos sistemáticamente los costes del reaseguro y del grupo en su conjunto. El grupo está ahora mucho más centrado y eficiente. Ahora hacemos más negocios a menor costo».

Wenning destacó el valor social añadido del modelo de negocio del grupo, «MUNICH RE desempeña un importante papel económico y social. Después de todo, sólo porque hacemos que los riesgos sean asegurables, las personas están preparadas y en condiciones de afrontar nuevos retos con un resultado incierto. Esto beneficia a la sociedad y genera progreso. Sin nosotros, la sociedad en su conjunto no gozaría de tanta prosperidad. El propósito mismo de nuestra empresa se hace claro cuando ocurre un desastre: aliviamos el sufrimiento humano».