Las organizaciones que desde ya han comenzado a usar contratos inteligentes con tecnología Blockchain lograrán aumentarán la calidad general de los datos en un 50% para 2023. Así los predicen los analistas de Gartner en el último informe que han elaborado.

«Cuando una organización adopta contratos inteligentes de blockchain, ya sea impuestos externamente o adoptados voluntariamente, se benefician del aumento asociado en la calidad de los datos” explica Lydia Clougherty Jones, directora senior de investigación en Gartner.

Sin embargo, alerta la experta: Los marcos de gobernanza para la participación en blockchain, así como los términos y condiciones dentro del contrato inteligente, pueden dictar la disponibilidad de los datos generados a partir de la transacción del contrato inteligente, desde ninguna hasta limitada o ilimitada.

«Esta variable podría dejar a los participantes en una peor posición que si no participaran en el proceso del contrato inteligente de blockchain. Como tal, la disponibilidad general de activos de datos de una organización disminuiría en un 30% para 2023″, añadió Jones.

Datos precisos, confiables y fidedignos

El impacto neto, sin embargo, es un resultado positivo para el retorno de la inversión en Datos y Análisis (D&A). Se trata de un impacto en la toma de decisiones analíticas muy profundo, recuerdan. De esta forma, entre las virtudes, aumenta la transparencia, la velocidad y la granularidad de la toma de decisiones. También mejora la calidad de la toma de decisiones, ya que su continua verificación hace que los datos sean más precisos, confiables y fidedignos.

«Los contratos inteligentes son importantes y los líderes de D&A deben centrarse en ellos porque una vez desplegados, son inmutables e irrevocables a través de un código no modificable. Además, eliminan a terceros intermediarios (por ejemplo, banqueros o abogados) y como contratos inteligentes, realizan las funciones de intermediarios automáticamente”, concluye Clougherty Jones.

Por eso los analistas de Gartner recomiendan comenzar a usarlos desde ya. «Las organizaciones deberían empezar a desplegarlos para automatizar un proceso de negocio sencillo«. Después, puntualizan, deberían comprometerse con sus afiliados y socios para probar los contratos y automatizarlos dentro de un ecosistema bien definido, como la banca y las finanzas, los seguros, los servicios públicos y el entretenimiento, entre otros.