Un futuro lleno de cambios, de peligros y también de oportunidades

Se inaugura en Santa Cruz la 37 Conferencia Hemisférica del sector asegurador

0
665

La XXXVII Conferencia Hemisférica de Seguros se inició en la mañana de ayer en el Hotel Los Tajibos, de Santa Cruz (Bolivia) con un emotivo acto inaugural. Emotivo por las dos actuaciones que desarrolló la Orquesta Sinfónica Juvenil de Santa Cruz, la primera interpretando el himno nacional como arranque, y por las intervenciones posteriores de los presidentes de FIDES, Luis Enrique Bandera, aludiendo a muchas figuras ilustres del sector asegurador latinoamericano en la historia más reciente (ver texto íntegro de su intervención aquí), de ABA (Rodrigo Bedoya) y del Comité Organizador, José Luis Camacho.

Bedoya recordó a su padre en su intervención en la que dio la bienvenida a los participantes y remarcó que “esta es la cita bianual más importante del universo asegurador y es un orgullo que nuestro país sea su sede por primera vez”. Por su parte, Camacho explicó que “hace cuatro años, cuando me encontraba presidiendo ABA, asumimos el gran desafío de organizar en Bolivia la 37 Conferencia Hemisférica de Seguros FIDES. Por nuestra experiencia en otro tipo de eventos, estábamos seguros de que contábamos con las capacidades para albergar este evento”.

Participaron también en el acto inaugural el ministro de Gobierno, Carlos Romero, y la directora ejecutiva de la Autoridad de Fiscalización y Control de Pensiones y Seguros – APS, Patricia Mirabal.

La necesidad de innovar

La mañana se completó con la inauguración de la zona de exposición comercial y el desarrollo de dos conferencias magistrales. La primera de Luis Enrique García Rodriguez que refirió el estado de Economía de Latinoamérica y de Bolivia; y la segunda de Marcos Urarte, que en una muy amena exposición aludió al estado de las nuevas tecnologías en el mundo, poniendo en cuestión aspectos del día a día del negocio asegurador, como la apuesta por el precio en lugar del servicio, el conocimiento real del cliente o la incapacidad del sector para trasladar correctamente a la sociedad lo mucho que hace por ella de forma permanente.

En el apartado del cliente, que pueden ver un fragmento en el vídeo, reconoce que las empresas buenas estimulan al cliente: «La información que nos da el cliente es una commodity», añadiendo que las «empresas visionarias serán aquellas que crean necesidades».

Concluyó reivindicando la necesidad de innovar “en lo que estamos vendiendo y sobre todo en lo que nos compran” y pidió una reflexión sobre tres preguntas: ¿En qué negocio creemos estar? ¿en cuál estamos realmente? Y ¿en cuál nos gustaría estar?