Los sistemas internos de Arthur J. Gallagher fueron afectados por un ataque de ransomware el 26 de septiembre, según ha confirmado el broker.

Gallagher ha revelado en una breve declaración que, según las primeras etapas de la investigación, el incidente parece haber afectado sólo a una «parte limitada» de sus sistemas. En este momento, el broker no espera que tenga un impacto material en sus operaciones o en su situación financiera y ha reiniciado la mayoría de sus sistemas comerciales.

«Desconectamos rápidamente todos nuestros sistemas globales como medida de precaución, iniciamos protocolos de respuesta, lanzamos una investigación, contratamos los servicios de profesionales forenses y de ciberseguridad externos e implementamos nuestros planes de continuidad de negocio para minimizar las interrupciones a nuestros clientes», afirma Arthur J. Gallagher en un informe de la Comisión de Valores y Bolsa de los Estados Unidos, recogida por los medios de comunicación.

La pandemia no ayuda a frenar los ataques

Según un reciente informe de Beazley Breach Response (BBR), los ataques ransomware aumentaron en una cuarta parte en los primeros tres meses de 2020, en comparación con 2019. BBR señaló que los ciberdelincuentes están aprovechando las oportunidades que presenta la pandemia COVID-19.

En esta misma línea un informe elaborado a partir de las peticiones de indemnización al seguro durante el primer semestre de 2020 pone cifras al aumento de los ciberataques y su gravedad coincidiendo con los confinamientos adoptados en muchos países para tratar de frenar la Covid-19.

Asimsimo, en su último informe Aon también advirtió a las aseguradoras y reaseguradoras que «el ransomware será también la principal historia de siniestros de 2020″, lo que supone un verdadero reto en cuanto a la forma de identificar, cuantificar, mitigar o transferir estos nuevos riesgos en un período de tan rápido cambio e incertidumbre.