Las empresas que han elaborado una hoja de ruta completa para acelerar la implantación de la TI sostenible han logrado mejoras en las puntuaciones ESG (61%), en  la satisfacción de los clientes (56%) y han sido testigos de ahorros fiscales (44%) como resultado directo de las prácticas de TI sostenible.

Sin embargo, las organizaciones aún desconocen en gran medida cómo implementarlas y cómo abordar de forma proactiva el impacto medioambiental de la TI empresarial: sólo el 6% de las compañías ha alcanzado un alto nivel de madurez de TI sostenible.

Según un nuevo informe del Instituto de Investigación de Capgemini, titulado «Sustainable IT: Why it’s time for a Green revolution for your organization’s IT”, las organizaciones todavía no consideran las TI sostenibles como una prioridad para incluir en la agenda que marcará su viaje hacia la reducción de su huella de carbono: según el informe, sólo el 22% tiene previsto reducir más de una cuarta parte de su huella de carbono mediante las TI sostenibles en los próximos tres años.

Brecha sobre el impacto medioambiental de las TI

El informe evidencia que ha surgido una clara brecha de concienciación sobre el impacto medioambiental de las TI, con un 57% de los encuestados que afirman desconocer la huella de carbono de las TI de su propia organización.

Los sectores banca y productos de consumo son los que muestran los niveles más altos de concienciación (52% y 51% respectivamente), mientras que el sector de la fabricación industrial es el más bajo (28%). Sólo el 34% sabe que la producción de móviles y portátiles tiene una mayor huella de carbono que el uso de estos dispositivos durante su vida útil.

En lo que respecta a la estrategia, la mitad de las empresas han definido un enfoque de sostenibilidad para toda la empresa, pero menos de una de cada cinco (18%) tiene una estrategia de TI sostenible completa con objetivos y plazos bien definidos.

La mayoría de las organizaciones cuentan con las herramientas adecuadas ni con unos estándares establecidos para medir el impacto medioambiental de las TI. Sólo el 29% utiliza herramientas de evaluación del carbono y sólo el 34% afirma que las TI sostenibles forman parte de la agenda de su consejo de administración. En general, sólo el 1% ha alcanzado sus objetivos.

«Establecer un coste de carbono en relación con las operaciones de TI puede ayudar a las organizaciones de todos los departamentos a concienciarse sobre el impacto de su huella de TI, pero solo el 27% de las organizaciones ha estandarizado esta práctica», afirma el informe.

Hoja de ruta para el cambio

El informe concluye con una hoja de ruta en tres etapas para acelerar la sostenibilidad de las TI, que incluye:

  • Sentar las bases con una estrategia de TI sostenible alineada con la estrategia de sostenibilidad de la organización.
  • Crear un proceso de gobernanza con un equipo de TI sostenible y apoyado por la dirección.
  • Poner en marcha iniciativas de TI sostenible, con la sostenibilidad como pilar clave de la arquitectura de software.

Las empresas tecnológicas están adoptando medidas proactivas para descarbonizar las operaciones, los servicios y los productos de TI, y muchas de ellas ya han anunciado sus objetivos de neutralidad de carbono.

Según revela este informe, alrededor del 52% de las organizaciones respondieron al Instituto de Investigación Capgemini que las empresas tecnológicas deberían incorporar una dimensión de TI sostenible en sus productos y servicios, el 61% quiere que las empresas tecnológicas les ayuden a medir el impacto medioambiental de sus TI, y el 45% está dispuesto a pagar una prima de hasta el 5% por productos y servicios de TI sostenibles.