Tesla acaba de anunciar que planea ofrecer un seguro comercial a los conductores de Tesla que se inscriban en su futura aplicación de intercambio de viajes «Tesla Network».

La compañía ya había anunciado su objetivo de comercializar sus propios seguros aprovechando su conocimiento de la tecnología inteligente en los automóviles y el acceso a los datos de conducción en tiempo real.

Esto confirma, según un informe de Moody’s, que los fabricantes de automóviles inteligentes están bien situados para comercializar seguros de Autos, aprovechando su conocimiento sobre tecnología, así como el comportamiento de conducción de los clientes, para fijar las primas en función del riesgo.

No obstante, desde la agencia destacan que “el paso de Tesla no tendrá un impacto significativo en el sector de los seguros a corto plazo». Pero, matizan «las aseguradoras actuales podrían, con el tiempo, enfrentarse a una erosión de los márgenes o, en algunos casos, incluso a un desplazamiento del mercado, si el modelo de seguro de Tesla es ampliamente replicado por otros fabricantes de automóviles”.

El sector asegurador (por ahora) respira tranquilo 

«Creo que el seguro va a ser un producto bastante importante de Tesla con el tiempo», afirmó Elon Musk, CEO de Tesla, en la conferencia telefónica.

El paso actual de Tesla a los seguros de Autos no perturbará por sí mismo a la industria, afirma la agencia, ya que el fabricante de automóviles tendría que superar importantes obstáculos reglamentarios antes de desplegar sus productos de seguros más ampliamente. Además, su cuota de mercado se verá limitada por el número de vehículos de Tesla en las carreteras.

Sin embargo, otros fabricantes podrían seguir los pasos del frabricante y comenzar a reunir y utilizar datos en tiempo real para ofrecer seguros más baratos a sus clientes.

En este escenario, los márgenes de beneficio de las aseguradoras tradicionales vendrían bajo una presión significativa. Muchos actores más pequeños, o aquellos que no se adaptan a los cambios en la industria, serían en última instancia desplazado por completo, concluye Moody’s.

Primeros pasos de Tesla Insurance

Durante la convocatoria de beneficios de Tesla, la dirección de la empresa confirmó que su filial de seguros de No Vida ofrecería una cobertura de seguro de automóvil a los clientes que se inscribieran para ser conductores de la Red Tesla. Al mismo tiempo, quieren ampliar su oferta de seguros de automóviles para particulares, que actualmente sólo está disponible en California, a otras jurisdicciones.

Desde Moody’s ponen de relieve que estas medidas demuestran la confianza de Tesla en que las características de seguridad inteligentes de sus automóviles conectados a Internet reducen el riesgo de accidentes y robos, y que los datos de conducción en tiempo real que permitirán a la empresa fijar el precio del seguro con precisión, adaptando las tarifas al comportamiento de los clientes.

La Red Tesla es un paso hacia una flota totalmente automatizada de «robotaxis», que rivalizan con empresas como Uber y Lyft, y que Tesla Insurance también asegurará. En teoría, la frecuencia de los accidentes y, por lo tanto los costes de los seguros, deberían ser aún menores para una flota de automóviles con autoconductores, ya que una gran parte de los accidentes son causados por errores humanos.