El programa británico de aceleración de startups en el ámbito de los servicios financieros ha seleccionado a 30 nuevos proyectos de entre las casi 5.000 aspirantes. Las empresas seleccionadas incluyen dos ‘fintech’, una ‘regtech’ y un ‘proptech’.

Las elegidas cuentan, de media, con unos fondos de 8,5 millones de euros, unos ingresos de 2,1 millones y han estado activas durante cuatro años y medio. El programa brinda a los creadores de estas iniciativas orientación sobre cómo convertirse en mejores líderes y cómo expandirse internacionalmente.

El objetivo del programa es establecer una red de empresas entre iguales.

Éstas son algunas de las seleccionadas:

  • Plum: ‘fintech’ lanzada en 2016 que ha desarrollado soluciones para ayudar a más de 500.000 personas en el Reino Unido a aumentar sus ahorros. Su asistente de inteligencia artificial está configurado para aumentar el saldo bancario de los usuarios. Utiliza la automatización para ahorrar, intercambiar facturas e invertir de forma personalizada. En mayo del año pasado anunció la captación de 5,3 millones de euros tras experimentar un aumento del 433% en su número de usuarios y luego obtuvo otros 3,5 millones más en noviembre.
  • SeedLegals: una startup creada para ayudar a que otras startups capten dinero sin tener que depender de periódicos, firmas de abogados o contables. En su lugar, la empresa ha digitalizado el proceso a través de su plataforma.
  • LandTech: por su parte, es la única compañía de ‘proptech’ en el nuevo grupo de proyectos seleccionados por Tech Nation. Su objetivo es modernizar el funcionamiento del desarrollo inmobiliario. Facilitar la búsqueda de terrenos, realizar planos y conseguir fondos de una manera más ágil y barata. Con más de 1.500 clientes, de los cuales el 80% son pequeños y medianos promotores inmobiliarios, LandTech se jacta de haber sumado 10.000 hogares al mercado inmobiliario del Reino Unido.
  • La única startup que opera en el área del ‘regtech’ es ThoughtRiver, la compañía ‘legaltech’ con sede en Cambridge. La compañía ayuda a las empresas en el cumplimiento normativo gracias a su tecnología que permite a los gerentes de empresas examinar los contratos de forma automatizada. El programa revisa el documento legal, responde preguntas clave y genera consejos detallados y soluciones guiadas dentro de Microsoft Word.