“Los archivos de su ordenador han sido encriptados, si su organización desea recuperar los datos, siga las indicaciones a continuación”. Así comienza AON un ciberataque ‘fake’ que ha lanzado entre sus empleados y en el que todos los trabajadores de la organización han visto cómo sus equipos han quedado bloqueados durante varios segundos por la acción de un hacker. Este les ha instado a detener toda actividad y realizar un pago en bitcoins para poder acceder de nuevo al contenido de sus dispositivos.

“Esta idea surge porque nos damos cuenta de que muchas de las personas que trabajan en AON no son plenamente conscientes del riesgo que presenta un ciberataque y de la amenaza que esto supone para todas las organizaciones y clientes. Y qué mejor manera de transmitirlo y concienciar a nuestros compañeros que a través del simulacro de un ataque real”, afirma Pablo Montoliu, CIIO del bróker.

El ataque simulado es del tipo ransomware, uno de los más populares en los últimos años, en el que a través de un código malicioso se encripta un conjunto de máquinas, bloqueando el acceso y encriptando el contenido para después pedir un rescate en bitcoins.

Según Claudia Gómez, directora de Líneas Financieras de AON ESPAÑA, “pagar un rescate tiene que ser siempre la última opción. Si lo hacemos, se fomenta que los ciberdelincuentes persigan todo este negocio que hay detrás”.