La pandemia ha funcionado como catalizador para el desarrollo de la automatización de procesos de negocios a escala global, ya que salieron a luz problemáticas en medio de esta crisis mundial que pueden ser paliadas con esta tecnología de forma rápida y eficiente.

En este contexto y durante los meses de pandemia, desde TheEye, plataforma de Automatización de Procesos con Inteligencia Artificial de LATAM con tecnología y metodología propia, se llevó adelante un análisis de la situación donde observan que, si bien en materia de digitalización la pandemia aceleró 5 años y las empresas tuvieron que transformarse en 2 meses para no perder oportunidades y dar respuesta al nuevo consumidor online, la incertidumbre generalizada hace que la adopción de tecnologías de este tipo no se dé en forma pareja.

“Algunos de nuestros clientes decidieron pausar proyectos mientras otros aceleraron a fondo”, señala Javier Ailbirt, CEO y Co Fundador de TheEye.

Tendencias y retos

La compañía detectó tendencias basadas en un análisis de su cartera de 25 clientes, que muestran los principales desafíos que la crisis mundial trajo y/o reforzó dentro de las empresas y que la automatización de procesos ayudó a paliar:

  • El 52% de las automatizaciones que se hicieron durante la cuarentena estuvieron vinculadas a conciliaciones para las áreas de administración y finanzas e informes (por ejemplo: verificar la existencia de multas para vehículos, informes de stock o ventas y detección de fraudes).
  • El 34% apuntó a obtener insensibilidad a volumen, es decir a incrementar la capacidad productiva, para poder satisfacer picos de demanda en un contexto en el que algunas empresas enfrentaron un aumento exponencial de sus solicitudes de alta de clientes por día (situación que solo la automatización puede ayudar a resolver).
  • El 14% restante estuvo relacionado a la formación de precio para el área de ventas.
  • Las empresas que más automatizaciones implementaron provienen del sector de Banca y Seguros
  • Se detectó que decreció la demanda en el área de recursos humanos de un 18% a un 1% y ese porcentaje no correspondió a implementaciones, sino a consultas sobre qué se puede hacer para un futuro.
  • Finalmente, se logró estimar que entre todos los clientes que automatizaron procesos, la compañía les generó un ahorro de 1.2 Millones de dólareS

Latam frente a la pandemia

En el mercado local y regional se observa una mayor transversalidad en la toma de decisiones para encarar este tipo de iniciativas dentro de las empresas desde la llegada de la pandemia, que es de esperar que se profundice en los próximos años. Los proyectos están y las empresas son conscientes de que estas herramientas serán clave para potenciar su desarrollo, pero la viabilidad estará muy atada a que se vaya logrando consolidar un escenario de negocios más estable en la era de la post-pandemia.

“Uno de los principales motivos de esta tendencia, tanto localmente como a nivel mundial, es que las compañías buscan reducir costos y mejorar la eficiencia en sus procesos. La automatización es una de las tecnologías clave para este plan de adaptación y las áreas encargadas de afinar los números recurren a ellas como aliadas para asegurar que los colaboradores actuales generen resultados productivamente”, agrega Ailbirt. 

“Según diferentes sondeos el gasto anual medio para las empresas con más maduración en RPA durante 2019 fue de de US$10 millones e incrementar la productividad, mejorar la calidad y tener una mejor posición competitiva dentro del mercado eran los beneficios más valorados”, finaliza el ejecutivo.

Según International Data Corporation (IDC) se estima que ya en 2022 el 75% de las empresas a nivel mundial incorporarán la automatización inteligente en la tecnología y el desarrollo de procesos, utilizando software basado en la Inteligencia artificial para descubrir conocimientos operacionales y experimentales para guiar la innovación. En tanto, en América Latina (donde Brasil lidera la adopción de RPA y Colombia, México y Argentina se disputan el segundo y tercer lugar), la situación económica reinante en muchos países, como la Argentina, que cuando llegó a la crisis sanitaria actual ya acarreaban sobre sus espaldas otros problemas como la recesión, los altos costos fiscales y políticas restrictivas, las posibilidades de inversión en este tipo de tecnologías se vieron más limitadas.

Las soluciones de automatización inteligente serán clave para ayudar a las empresas a sobreponerse de la crisis del COVID-19 y recuperar el sendero de crecimiento, dado que les permitirá adaptarse al nuevo escenario con mayor rapidez y flexibilidad.