La Cámara Marítima Internacional (ICS, por sus siglas en inglés) ha celebrado el evento ICS Leadership Insights en el que los líderes del transporte marítimo han tenido que abordar por los riesgos cibernéticos propios de sus organizaciones y entornos operativos.

Esben Poullson, presidente de ICS, destacó que la gestión de los ciberriesgos debe ocupar un lugar destacado en la agencia de la navegación. «La ciberseguridad es algo más que el equivalente digital de las armas, los guardias y las puertas del mundo físico». Para el experto, en una crónica recogida por MundoMarítimo, «Internet es global y los ataques pueden extenderse a través de las fronteras y de las redes corporativas», explicó.

Poullson agregó que «la ciberseguridad es más que una simple póliza de seguros: se trata potencialmente de la supervivencia de las empresas. Una violación de la ciberseguridad no sólo puede perjudicar a una empresa, sino que puede llevarla a la paralización causando pérdidas de decenas, si no de cientos, de millones de dólares».

Sector marítico, «un objetivo blando»

A su turno, Julian Clark, socio principal de Ince, reveló que «el sector marítimo se considera un objetivo blando en relación con la exposición cibernética. El sector de la aviación, por ejemplo, nos lleva mucha ventaja y las estadísticas hablan por sí solas.
En los últimos 12 meses se ha producido un aumento del 400% en los incidentes cibernéticos en el sector marítimo«.

Por ello, alertó que al sector marítimo a poner ojo a la amenaza que significan los ciber delincuentes, que utilizan puntos débiles de la tecnología operativa para acceder a los sistemas informáticos.

Clark agregó que se ha producido un aumento del 900% en los incidentes cibernéticos de la tecnología operativa en los últimos tres años.

Crear una marca de ciberseguridad

Por su parte, Chronis Kapalidis, del Departamento de Seguridad Internacional de Chatham House, advirtió sobre la sofisticación de los ciber delincuentes que tienen como objetivo el transporte marítimo, hackers que utilizan información de código abierto sobre los dispositivos del Internet de las Cosas para acceder a sistemas informáticos de las empresas mediante bombillas inteligentes conectadas por Wi-Fi.

Y es que «el transporte marítimo debe abordar las lagunas existentes en los convenios y reglamentos internacionales, el impacto que tiene en los seguros», señaló Clark.

Ante esto porpuso crear una marca de ciberseguridad para los sistemas de a bordo, de manera que pueda ser regulada y reconocida como una norma de confianza.

Optimizar operaciones

Por su parte, Paivi Brunou, director de ciberseguridad de Wartsila Voyage, destacó que el mundo del transporte marítimo debe aprovechar las ventajas de estar más conectado digitalmente, buque a buque y con tierra, con el fin de optimizar las operaciones.

«Los sistemas digitales, al volverse más interconectados y complejos, la identificación y gestión de los riesgos también lo es. Un incidente cibernético no siempre es como un incendio masivo; no siempre es fácil ver que algo ocurre en el sistema«.

Bajo este entorno tan cambiante, espera que en la próxima década identificar y gestionar ciberriesgos será más complejo: «Los buques transportan una gran cantidad de personas, carga e información y tenemos que encontrar nuevas formas de protegerlos», concluyó.