A medida que las empresas pasan de reaccionar a la crisis a pensar en lo que vendrá después, aquellos que utilicen la tecnología para dominar el cambio serán los que definirán el futuro. Así lo revela el estudio ‘Technology Vision 2021. Se buscan líderes: Maestros del cambio en momentos de incertidumbre’. Elaborado por Accenture, predice las tendencias tecnológicas que definirán a las empresas y los sectores industriales en los próximos tres años.

El informe describe cómo las empresas líderes están comprimiendo lo que sería una década de transformación digital en uno o dos años. Apoyadas «en un fuerte núcleo digital para adaptarse e innovar rápidamente, los líderes en este ámbito están aumentando sus ingresos cinco veces más rápido, en comparación al periodo comprendido entre 2015 y 2018, en el que sólo fue dos veces más rápido».

Como resultado, añade «se ha generado una ola de empresas que se apresuran a reinventarse y a utilizar las innovaciones tecnológicas para dar forma a las nuevas realidades a las que se enfrentan”.

Cinco tendencias

Se identifican cinco tendencias que las empresas tendrán que abordar en los próximos tres años para acelerar y dominar el cambio en todos los aspectos del negocio.

1. Negocio y tecnología, alineados.

Se vislumbra una nueva era para la competencia, una época en la que las empresas competirán según su arquitectura de sistemas IT. Pero construir y manejar la tecnología más competitiva significa pensar en la tecnología de manera diferente, haciendo que las estrategias de negocio y tecnológicas sean indistinguibles. El 89% de los ejecutivos cree que la capacidad de su organización para generar valor empresarial se basará cada vez más en las limitaciones y oportunidades de su arquitectura tecnológica.

2. El mundo replicado.

Las empresas líderes están creando gemelos digitales inteligentes de sus organizaciones para generar modelos vivos y completos de fábricas, cadenas de suministro, ciclos de vida de productos, etc. Aunar datos e inteligencia para representar el mundo físico en un espacio digital desbloqueará nuevas oportunidades para operar, colaborar e innovar. El 65% de los ejecutivos encuestados espera que la inversión de su organización en gemelos digitales inteligentes aumente en los próximos tres años.

3. Yo, el experto.

El procesamiento del lenguaje natural, las plataformas con poco código y la automatización de procesos robóticos, entre otras soluciones, están democratizando la tecnología al poner capacidades potentes en manos de personas de toda la empresa. Ahora, todos los empleados podrán ser innovadores, optimizando su trabajo, solucionando puntos débiles y manteniendo a la empresa al día de las nuevas y cambiantes necesidades. El 88% de los ejecutivos cree que la democratización de la tecnología se está convirtiendo en un factor fundamental en su capacidad para impulsar la innovación en su organización.

4. Llévate tu entorno contigo.

El mayor cambio laboral que se recuerda en la historia ha llevado a las compañías a expandir sus límites. Cuando las personas pueden “traer consigo su propio entorno” (bring your own enviroment, en inglés) tienen la libertad de trabajar desde cualquier sitio. En este modelo, las empresas pueden replantearse el propósito de trabajar en cada localización y apoyarse en la oportunidad de reimaginar su negocio en este nuevo mundo. El 81% de los ejecutivos está de acuerdo en que las organizaciones líderes de su sector comenzarán a cambiar de enfoque para pasar de ser compañías de “trae tu dispositivo” a “trae tu propio entorno”.

5. Del ‘yo’ al ‘nosotros’.

La demanda repentina de rastreo de contactos, pagos sin contacto y nuevas formas de generar confianza pusieron de manifiesto aquello que quedaba por hacer en los ecosistemas de las empresas.

Los sistemas multilaterales pueden ayudar a las empresas a obtener una mayor resistencia y adaptabilidad, a desbloquear nuevas formas de acercarse al mercado y a establecer nuevos estándares de avance del ecosistema para sus sectores. El 90% de los ejecutivos encuestados afirma que los sistemas multilaterales permitirán a sus ecosistemas forjar una base más resistente y adaptable y crear un nuevo valor con los socios de su organización.