El sector asegurador se enfrenta a un importante proceso de transformación al que se intenta adaptar con nuevos productos que cumplan las necesidades actuales de sus clientes. Sin embargo, el 25% de las empresas tarda más de un año en diseñar, probar e implementar un nuevo producto lastrando su competitividad en el mercado, según datos de Duck Creek Technologies.

Conscientes de la necesidad por parte de las aseguradoras de ser más ágiles y flexibles en sus procesos internos de desarrollo a gran escala, el mercado debe apostar por las colaboraciones con terceros que faciliten su adaptación rápida al entorno actual, explica a consultora.

Gasto = inversión en tecnología

El 80% del presupuesto de TI en compañías aseguradoras se dedica al mantenimiento de sistemas heredados rechazando así la apuesta por la innovación, causa principal de la deuda técnica. Además, estos sistemas son inflexibles, costosos y muy difíciles de mantener actualizados. Aun así, existen alternativas evergreen que facilitan la continua creación de tecnologías y plataformas que el sector de los seguros necesita por su agilidad y adaptación.

«Esta tecnología, que presenta varias posibilidades como el análisis predictivo, las soluciones de muy baja codificación (low code) o el modelo SaaS, aprovecha las oportunidades de la nube que evoluciona siempre con un alto grado de dinamismo. Todo ello hace posible aumentar el grado de eficiencia, acelerar la capacidad de ejecución y mejorar la relación con el cliente, aspecto fundamental para actuar a la velocidad que el mercado marca en cada momento», añade el estudio.

Estas tecnologías apuestan por unos sistemas que están preparados para el futuro, se adaptan y ofrecen una mayor flexibilidad y capacidad de respuesta. «Prueba de ello está que algunas aseguradoras están completando proyectos de transformación digital en meses, no en años», puntualiza Duck Creek.

Ecosistema tecnológico de colaboración

La velocidad de mercado actual implica la necesidad de aceptar la colaboración externa y entrar en el ecosistema tecnológico de colaboración. Las soluciones evergreen facilitan a las aseguradoras asociarse y colaborar con otros proveedores de servicios para obtener lo que ellos y sus clientes requieren.

Estas alianzas con empresas enriquecen la cadena de valor de la compañía con soluciones relacionadas con los siniestros, la distribución o la predicción del fraude (por ejemplo) y proporcionan a las aseguradoras patrones de integración limpios y simplifican enormemente la gestión de flujos de trabajo. De este modo, concluye la consultora, los proveedores de Cloud SaaS ofrecen a las aseguradoras un punto de partida para aprovechar estas nuevas capacidades de forma única e integrarlas rápidamente en sus sistemas centrales y procesos operativos de todo tipo.