Si quieres tener en tu empresa a un robot que se parezca a tu actor favorito, a tu escritor o a algún empresario de éxito para que salude a tus clientes o pueda gestionar sus reclamaciones, entre otras numerosa opciones. Ya es posible. Promobot es una startup rusa está vendiendo androides autónomos cuyo aspecto puede ser personalizado y encargado por los compradores para que el bot se parezca a quien desee.

El robot es una máquina completamente antropomorfa. Copia las expresiones faciales humanas: puede mover los ojos, las cejas, los labios y otros «músculos», además de mantener la conversación y responder a las preguntas. La tecnología desarrollada por Promobot, así como su propio diseño patentado, cuenta con más de 600 expresiones faciales que permiten al robot imitar una apariencia humana. Los especialistas que trabajan para la empresa han creado su propia base de componentes y también han utilizado la tecnología para crear piel artificial.

“Ahora todo el mundo podrá encargar un robot de cualquier apariencia, ya sea para uso profesional o personal. De esta manera, abrimos un gran mercado de servicios, educación y entretenimiento. ¿Imagine una réplica de Michael Jordan vendiendo uniformes de baloncesto y William Shakespeare leyendo sus propios textos en un museo?”, explica Aleksei Iuzhakov, presidente de la Junta Directiva de Promobot.  “Podemos construir un modelo lingüístico basado en frases populares de una persona en particular – el robot se comunicará y responderá a las preguntas analizando expresiones frecuentes del «original» y utilizando un cierto contexto de conocimiento de esta persona”, añade.

Por ahora, tiene encargado cuatro clones de robots. Uno de los bots estará estacionado en un centro de servicio del gobierno donde realizará varias funciones, incluyendo la tarea de escanear pasaportes. Otro se tratará de un clon de Albert Einstein para una exposición. Y los dos últimos serán clones del padre y la madre en una familia del Medio Oriente, que ha encargado a los autómatas para “saludar a los invitados”.