Tras las crisis del Covid-19 ¿cómo ha cambiado las perspectivas de los Millennials y Generación Z sobre los negocios, el gobierno, el clima y la pandemia, entre otras cuestiones?

Deloitte ha publicado la Encuesta Global Millennial Survey 2020 que revela que estas generaciones han seguido centrándose en cuestiones sociales, tanto antes como después del inicio de la pandemia. En todo caso, la pandemia ha reforzado su deseo de ayudar a impulsar un cambio positivo en sus comunidades y en todo el mundo. Y continúan presionando por un mundo en el que las empresas y los gobiernos reflejen ese mismo compromiso con la sociedad, poniendo a las personas por delante de los beneficios y dando prioridad a la sostenibilidad medioambiental.

El mundo que siga la pandemia de COVID-19 seguramente será diferente y probablemente estará más alineado con los ideales de estas generaciones, afirma la consultora: “Se ha visto lo rápido que la tierra puede sanar, que los negocios pueden adaptarse y lo ingeniosa y cooperativa que puede ser la gente. Saben que una sociedad post-pandémica puede ser mejor que la que la precedió, y son lo suficientemente tenaces para hacerla realidad”.

El encierro y el teletrabajo ha liberado el estrés

El estrés y el bienestar mental – a menudo amplificado por el trabajo y las preocupaciones financieras – siguen siendo temas críticos para esta generaciones. Antes de la pandemia, el 52% de los Gen Zs y el 50% de los Millennials dijeron que estaban estresados todo o la mayor parte del tiempo. Curiosamente, los niveles de estrés cayeron ocho puntos para ambas generaciones en la segunda encuesta, lo que posiblemente indica que la ralentización de la vida en el encierro puede haber reducido los niveles de estrés.

Aproximadamente un tercio de los encuestados se tomó un tiempo libre en el trabajo debido al estrés antes de la pandemia. «Es alentador que los acuerdos de trabajo flexibles -que se implementaron ampliamente como resultado de la pandemia- puedan presentar una solución», afirma la consulora. El 69% de los milenios y el 64% de los Gen Z estuvieron de acuerdo en que la opción de trabajar desde casa en el futuro aliviaría el estrés.

La determinación de mejorar el mundo y que otros sigan el ejemplo

Las generaciones más jóvenes toman el tema del propósito social como una vocación personal. Los encuestados indicaron que estaban tomando acciones «socialmente conscientes» para beneficiar al planeta y a la sociedad.

El enfoque de Millennials y del Gen Z en hacer el bien se refleja también en sus hábitos de compra. Alrededor del 60% dijo que planean comprar más productos y servicios de grandes empresas que han cuidado de su fuerza de trabajo y han impactado positivamente a la sociedad durante la pandemia. Alrededor de tres cuartas partes harán un esfuerzo extra para comprar productos y servicios de empresas locales más pequeñas.

Una vez más, el cambio climático surgió como un tema crítico para estas dos generaciones: tanto antes como durante la crisis de Covid-19. Antes de la pandemia, la mitad de los encuestados creían que era demasiado tarde para reparar el daño causado por el cambio climático y sólo el 40% expresó su optimismo en que los futuros esfuerzos para proteger el medio ambiente tendrían éxito. Sin embargo, el porcentaje de milenios que creen que hemos llegado al punto de no retorno se redujo en ocho puntos, lo que tal vez sugiere que el impacto ambiental de la reducción de la actividad durante la pandemia ha dado la esperanza de que todavía hay tiempo para actuar.

Una gran mayoría (80%) también piensa que los gobiernos y las empresas deben hacer mayores esfuerzos para proteger el medio ambiente, pero les preocupa que el impacto económico de la pandemia pueda hacer que esto sea menos prioritario.

Aumenta la lealtad de los empleadores

La visión de los negocios en general en todo el mundo sigue decayendo. Sin embargo-ya sea que los empleadores finalmente empiezan a satisfacer mejor las necesidades de los trabajadores, o que los Millennials sientan la necesidad de encontrar estabilidad incluso antes de la pandemia- por primera vez desde que se hizo la pregunta hace cuatro años, más Millennials dijeron que quieren quedarse con sus empleadores por cinco o más años que irse en dos años.

Los que se irían en dos años o menos bajaron del 49% al 31%, mientras que los que prefieren quedarse a largo plazo saltaron del 28% al 35%. Los Gen Z siguen más interesados en mudarse, pero sólo la mitad dijo que les gustaría cambiar de trabajo dentro de dos años, bajando del 61% del año pasado.

Los encuestados también fueron muy receptivos a la forma en que los empleadores estaban navegando la crisis de COVID-19. Dos tercios dijeron estar satisfechos con la velocidad y la forma en que los empleadores actuaron. Alrededor del 60% cree que estas acciones les han hecho querer permanecer con sus empleadores a largo plazo.

«Estos resultados sugieren que las empresas deben hacer más para demostrar cómo están impactando positivamente a los empleados y a la sociedad. La lealtad al trabajo aumenta a medida que las empresas abordan las necesidades de los empleados, desde la diversidad y la inclusión hasta la sostenibilidad y el reciclaje», afirma Michele Parmelee, Deloitte Global Chief People and Purpose Officer. «Para las empresas, el mensaje es claro: los jóvenes creen en empresas con una estrategia orientada a un propósito. Estas son las empresas que liderarán en el futuro post-pandémico», concluye el directivo.