Olav Spiegel asumió a principios de enero el rol de Chief Information Officer (CIO) de Allianz Global Corporate & Specialty SE (AGCS). El ejecutivo reporta directamente a la COO y miembro de la junta de AGCS, Bettina Dietsche. Spiegel sucede a Anton von Bebenburg, quien asumió el cargo de asesor senior hace varios meses.

Desde ahora, Spiegel lidera la nueva organización de TI de AGCS a medida que se transforma en una compañía ágil de entrega de productos de tecnología. Esta transformación, que comenzó el año pasado, tiene como objetivo una revisión integral del modelo operativo de TI con funciones centrales que trabajan en asociación con el negocio, entendiendo los requisitos de suscripción, siniestros, finanzas o ventas y traduciéndolos en soluciones end-to-end y basado en datos.

“La digitalización es una parte integral de nuestra estrategia NEW AGCS y con nuestra transformación de TI apoyamos la transformación del negocio en general en una aseguradora de próxima generación», explica Bettina Dietsche.

Dar un paso global hacia el agile

Según explica la compañía, su objetivo no solo es establecer una nueva organización de TI global que reemplace las soluciones puramente locales, sino también introducir metodologías ágiles escaladas para coordinar de manera eficiente la entrega entre varias funciones y equipos.

Spiegel también supervisa las funciones de TI, como la estrategia workplace y la arquitectura de la información, impulsando una mayor integración de la TI de AGCS en los sistemas y plataformas de Allianz Group para aprovechar la innovación y la tecnología existentes.

Spiegel se incorporó a Allianz en 2016 como director de Business Operations y COO de Allianz Technology of America (ATA), después de haber ocupado varios puestos en consultoría anteriormente. En su puesto en ATA, ya había trabajado en estrecha colaboración con los colegas de TI de AGCS.

En 2018 se trasladó a Allianz SE, donde desarrolló, junto con Allianz Technology, la estrategia de workplace para Allianz, incluidas las mejoras recientes en respuesta a la crisis de Covid-19. Tiene un diploma en Ingeniería y Gestión de la Información de la Universidad de Karlsruhe, Alemania y tendrá su sede en Munich.