“Para 2020 se estima que habrá en el mundo en torno a 50.000 millones de aparatos conectados a internet. Eso significa, de media, casi 6 aparatos por habitante. Las nuevas expectativas y experiencias de usuario crecerán también exponencialmente. Por eso, en mi opinión, tenemos que llegar a lo que yo llamo el concepto ‘Iphone’, que es acceder a productos complejos, llenos de desafíos técnicos, pero muy fáciles de usar y 100% digitales”. Este fue uno de los mensajes que lanzó Mauricio Monroy, de Equisoft, en su ponencia en el XXXVII Congreso FIDES Bolivia 2019. A su juicio, además, “las expectativas de los clientes, junto a las oportunidades de las nuevas tecnologías, serán en los próximos años los grandes promotores del cambio y la modernización en el sector, lo que llevará a las aseguradoras a tener que adaptarse a nivel interno y a renovar por completo su actual propuesta de valor”.

El impacto de la revolución tecnológica que se está produciendo fue también el referente de la exposición de Daniel Veiga, del IRB Brasil RE, aunque en este caso centrada en el sector agrario. Será la consecuencia del proceso de automatización, de implementación del IoT y de conceptos como la inteligencia artificial y la nanotecnología, que se están implantando en las explotaciones agrarias. Para Veiga, hay 3 vectores de cambio en los seguros de agro: integración de los sistemas productivos, uso intensivo de capital y desarrollo de la IoT y de la conectividad. “Claramente -concluyó- estamos en un cambio de modelo, pasando de una agricultura analógica a una agricultura digital, donde compartir datos será vital para generar oportunidades y poder cubrir esos nuevos riesgos que se producirán”.

La jornada de tarde se abrió además con una charla sobre riesgos cibernéticos por parte de Steve Simchak, de la APCIA de Estados Unidos, en la que resaltó que “nos enfrentamos a riesgos nuevos, muy cambiantes, en los que falta una modelización y donde la educación al consumidor es muy necesaria”. Abogó por ello en que no se vaya a una estandarización de coberturas y pidió extremar los niveles de vigilancia sobre estos riesgos en cada mercado.

Florian Kummer, de SWISS RE, se centró en la creación de valor con análisis de datos, recordando que “en estos momentos hay millones de sensores en todo el mundo generando datos, muchos de ellos además en tiempo real y parece que no somos conscientes de ello”. Terminó apuntando que los datos pueden ayudar al crecimiento de la compañía, a ganar en eficiencia operacional y a mejorar los beneficios, pero hay que extremar los controles y en ese sentido la colaboración entre todos los implicados es muy importante”.

También se habló durante la tarde de la integración vertical de seguros de salud y hospitales, por Gitte Bach, presidenta de New Frontier Group y de calificaciones de riesgos, aportando Eduardo Recinos, de Fitch Ratings las perspectivas de su firma para la región (“vislumbramos perspectivas estables para todos los países, excepto México, donde su perspectiva seguirá siendo negativa”, señaló).