La nube distribuida/híbrida, la ingeniería que rodea a la Inteligencia Artificial o la malla de ciberseguridad impulsan algunas de las principales tendencias para 2021. Así lo define el último informe publicado por Gartner con el título ‘Top Strategic Technology Trends for 2021’.

Este informe profundiza sobre nueve tendencias tecnológicas que cambiarán el mercado industrial y empresarial tal y como lo conocemos (muy digitalizado actualmente debido a la pandemia Covid-19) y que parte de la recolección y el uso de datos para conducir conductas, más conocido como Internet del Comportamiento (IoB, por sus siglas en inglés).

A medida que las organizaciones mejoran no sólo la cantidad de datos que capturan, sino también la forma en que combinan y utilizan esos datos de diferentes fuentes, el IoB continuará afectando la forma en que las organizaciones interactúan con las personas.

La IoB es una de las nueve tendencias tecnológicas estratégicas de Gartner que permitirán la plasticidad o flexibilidad que requieren los negocios resistentes en la importante agitación impulsada por COVID-19 y la actual situación económica del mundo.

El IoB se trata de usar datos para cambiar comportamientos

«Los desafíos socioeconómicos sin precedentes de 2020 exigen la plasticidad organizativa para transformar y componer el futuro», afirmó Brian Burke, vicepresidente de Investigación, durante el Simposio virtual de TI de Gartner/Xpo™ 2020.

Tres temas para nueve tendencias

Las tendencias de este año caen bajo tres temas: La centralidad de la gente, la independencia de la ubicación y la entrega resistente.

  1. La centralidad del cliente: Aunque la pandemia cambió la cantidad de personas que trabajan e interactúan con las organizaciones, las personas siguen estando en el centro de todos los negocios. Y necesitan procesos digitalizados para funcionar en el entorno actual.
  2. Independencia de la ubicación: La Covid-19 se ha desplazado hacia donde los empleados, clientes, proveedores y los ecosistemas organizacionales existen físicamente. La independencia de la ubicación requiere un cambio de tecnología para apoyar esta nueva versión de negocios.
  3. Entrega resistente: Ya sea una pandemia o una recesión, la volatilidad existe en el mundo. Las organizaciones que están preparadas para pivotar y adaptarse, soportarán todo tipo de perturbaciones.

Como siempre, añade la consultora, estas nueve tendencias tecnológicas estratégicas no operan independientemente unas de otras, sino que se construyen y refuerzan mutuamente. «La innovación combinatoria es un tema general de estas tendencias. Juntas permiten una plasticidad organizativa que ayudará a guiar a las organizaciones en los próximos cinco a diez años».

Tendencia 1: Internet de los comportamientos

Como se demuestra en el ejemplo de monitorización del protocolo COVID-19, el IoB se trata de usar datos para cambiar comportamientos. Con el aumento de las tecnologías que recogen el «polvo digital» de la vida cotidiana – datos que abarca el mundos digital y físico – esa información puede ser utilizada para influir en los comportamientos a través de bucles de retroalimentación.

Por ejemplo, para los vehículos comerciales, la telemática puede monitorear las conductas de conducción, desde el frenado repentino hasta los giros agresivos. Las compañías pueden entonces usar esos datos para mejorar el desempeño del conductor, la ruta y la seguridad.

El IoB tiene implicaciones éticas y sociales dependiendo de los objetivos y resultados de los usos individuales, afirman desde la consultora.

El IoB puede reunir, combinar y procesar datos de muchas fuentes, incluyendo: Datos de clientes comerciales; datos de ciudadanos procesados por organismos del sector público y del gobierno; medios sociales; despliegues de reconocimiento facial de dominio público; y seguimiento de la localización. La creciente sofisticación de la tecnología que procesa estos datos ha permitido que esta tendencia aumente.

Por último, recuerdan, el IoB tiene implicaciones éticas y sociales en función de los objetivos y resultados de los usos individuales. Las leyes de privacidad, que varían de una región a otra, tendrán un gran impacto en la adopción y la escala del IoB.

Tendencia 2: Experiencia total

La experiencia total combina la multiexperiencia, la experiencia del cliente, la experiencia del empleado y la experiencia del usuario para transformar el resultado del negocio. El objetivo es mejorar la experiencia total donde todas estas piezas se cruzan, desde la tecnología a los empleados, pasando por los clientes y los usuarios.

Esta tendencia permite a las organizaciones aprovechar los disruptores de COVID-19

La estrecha vinculación de todas estas experiencias -en contraposición a la mejora individual de cada una de ellas en un silo- diferencia a una empresa de los competidores de una manera difícil de reproducir, creando una ventaja competitiva sostenible. Esta tendencia permite a las organizaciones capitalizar los disruptores de COVID-19, incluyendo el trabajo a distancia, los clientes móviles, virtuales y distribuidos.

Tendencia 3: Computación para mejorar la privacidad

La computación para mejorar la privacidad cuenta con tres tecnologías que protegen los datos mientras se utilizan. La primera proporciona un entorno de confianza en el que los datos sensibles pueden ser procesados o analizados. La segunda realiza el procesamiento y el análisis de forma descentralizada. La tercera encripta los datos y algoritmos antes de su procesamiento o análisis.

Esta tendencia permite a las organizaciones colaborar en la investigación de forma segura a través de las regiones y con los competidores sin sacrificar la confidencialidad. Este enfoque está diseñado específicamente para la creciente necesidad de compartir datos manteniendo la privacidad o la seguridad.

Tendencia 4: Nube distribuida o híbrida

La nube distribuida o híbrida es cuando los servicios de la nube se distribuyen a diferentes lugares físicos, pero el funcionamiento, el gobierno y la evolución siguen siendo responsabilidad del proveedor público de la nube.

La nube distribuida es el futuro de la nube

Permitir que las organizaciones tengan estos servicios físicamente más cerca ayuda en los escenarios de baja latencia, reduce los costos de los datos y ayuda a acomodar las leyes que dictan que los datos deben permanecer en una zona geográfica específica. Sin embargo, también significa que las organizaciones siguen beneficiándose de la nube pública y no están gestionando su propia nube privada, lo que puede ser costoso y complejo. La nube distribuida es el futuro de la nube, detalla Gartner.

Tendencia 5: Operaciones en cualquier lugar

Un modelo de operaciones en cualquier lugar será vital para que las empresas salgan con éxito de la Covid-19. En esencia, este modelo operativo permite que se pueda acceder, entregar y habilitar a las empresas en cualquier lugar, donde los clientes, empleadores y socios comerciales operan en entornos físicamente remotos.

El modelo de operaciones en cualquier lugar es «primero digital, primero remoto». La tecnología digital debería ser la predeterminada en todo momento. Esto no quiere decir que el espacio físico no tenga su lugar, sino que debería ser mejorado digitalmente.

Tendencia 6: Malla de ciberseguridad

La malla de seguridad cibernética es un enfoque arquitectónico distribuido para un control de seguridad cibernética escalable, flexible y fiable. Muchos activos existen ahora fuera del perímetro de seguridad tradicional, explica este informe. Por ello, la malla de ciberseguridad permite esencialmente definir el perímetro de seguridad en torno a la identidad de una persona o cosa.

De esta forma, permite un enfoque de seguridad más modular y con mayor capacidad de respuesta al centralizar la orquestación de políticas y distribuir la aplicación de las mismas. A medida que la protección del perímetro pierde sentido, el enfoque de seguridad de una «ciudad amurallada» debe evolucionar en función de las necesidades actuales.

Tendencia 7: Negocios inteligentes componibles

Un negocio composable inteligente es aquel que puede adaptarse y reorganizarse fundamentalmente en base a una situación actual. A medida que las organizaciones aceleran la estrategia de los negocios digitales para impulsar una transformación digital más rápida, necesitan ser ágiles y tomar decisiones comerciales rápidas informadas por los datos disponibles actualmente.

Para lograrlo, las organizaciones deben permitir un mejor acceso a la información, aumentar esa información con una mejor comprensión y tener la capacidad de responder rápidamente a las consecuencias de esa comprensión. Esto también incluirá el aumento de la autonomía y la democratización en toda la organización, permitiendo que partes de las empresas reaccionen rápidamente en lugar de quedar empantanadas por procesos ineficientes.

Tendencia 8: Ingeniería de la IA

Los proyectos de IA a menudo se enfrentan a problemas de mantenimiento, escalabilidad y gobernanza, lo que los convierte en un reto para la mayoría de las organizaciones.

Una sólida estrategia de ingeniería de la IA facilitará el rendimiento, la escalabilidad, la interpretabilidad y la fiabilidad de los modelos de IA. Al mismo tiempo, proporcionará el valor total de las inversiones en IA. Los proyectos de IA a menudo se enfrentan a problemas de mantenimiento, escalabilidad y gobernanza, lo que los convierte en un reto para la mayoría de las organizaciones.

La ingeniería de la IA ofrece un camino, haciendo de la IA una parte del proceso principal de DevOps en lugar de un conjunto de proyectos especializados y aislados. Reúne varias disciplinas para domar el bombo de la IA, a la vez que proporciona un camino más claro hacia el valor al poner en funcionamiento la combinación de múltiples técnicas de IA. Debido al aspecto de gobernanza de la ingeniería de la IA, está surgiendo una IA responsable que se ocupa de las cuestiones de confianza, transparencia, ética, equidad, interpretabilidad y cumplimiento. «Se trata de la puesta en práctica de la rendición de cuentas de la IA», concluye la consultora.

Tendencia 9: Hiperautomatización

La hiperautomatización es la idea de que todo lo que se puede automatizar en una organización debe ser automatizado. La hiperautomatización es impulsada por las organizaciones que tienen procesos comerciales heredados que no están racionalizados, lo que crea problemas inmensamente costosos y extensos para las organizaciones.

La hiperautomatización es la idea de que todo lo que se puede automatizar en una organización debe ser automatizado

Muchas organizaciones se apoyan en un «mosaico» de tecnologías que no son eficientes, optimizadas, conectadas, limpias o explícitas. Al mismo tiempo, la aceleración de los negocios digitales requiere eficiencia, velocidad y democratización. «Las organizaciones que no se centren en la eficiencia, la eficacia y la agilidad empresarial quedarán rezagadas«, concluye el informe de Gartnet.