Se ha presentado en Chile la iniciativa Televínculos con la que se busca mejorar la calidad de vida de los adultos mayores, el segmento de mayor riesgo en la crisis del Covid 19. Este proyecto fortalece la relación de apoyo, contención emocional y la red de asistencia a los mayores a través de un soporte tecnológico.

La iniciativa ha sido posible por la donación realizada por la Fundación MetLife, representada en este proyecto por ProVida AFP, a la Fundación Chile, entidad a cargo de su diseño e implementación. Este financiamiento permitirá poner en marcha el programa de Teleasistencia durante cinco meses.

De esta forma se beneficiará 1.750 adultos mayores con alto grado de vulnerabilidad de las regiones del Biobío, Ñuble, Araucanía y Región Metropolitana pertenecientes al programa Vínculos y al programa Cuidados Domiciliarios del Ministerio de Desarrollo Social y Familia, y Semana.

Programa de Teleasistencia

Así, Televínculos ofrece a través de la tecnología un servicio de Teleasistencia para entregar orientación médica y social, así como coordinación ante emergencias sanitarias, sociales y del entorno de cada usuario, utilizando redes propias, vecinales, municipales y públicas.

Esta iniciativa “permite decirles a los adultos mayores que nos los vamos a dejar solos y que junto a la Fundación Chile, a la Fundación Metlife, a AFP Provida estamos implementando una solución que va a llegar a 1.700 adultos mayores. Simplemente apretando un botón puedan rápidamente comunicarse con un servicio de atención directa que les permite tener acompañamiento emocional, apoyo o asesoría en materia de salud y derivación especializada en caso que sea necesario», afirmó el Ministro, Sebastián Sichel.

«Nos sentimos muy contentos de poder contribuir, a través de la Fundación MetLife, con esta iniciativa en momentos tan relevantes para el país. El programa de Televínculos les entregará una herramienta de conexión, de apoyo y contención a miles de adultos que son parte del programa Vínculos presencial que lidera el Senama y que se vio interrumpido por la Pandemia», afirmó por su parte, Gregorio Ruiz-Esquide, gerente general de ProVida AFP.

Colaboración y desarrollo tecnológico

Por su parte, Marcos Kulka, gerente general de Fundación Chile, destacó lo fundamental que resulta hoy el trabajo colaborativo público-privado para atender de manera ágil los desafíos de la crisis sanitaria y llegar a los grupos más vulnerables, en este caso la tercera edad.

«El programa Televínculos muestra, además, cómo se está acelerando la transformación digital y el aporte que ésta puede hacer en materia de Teleasistencia impactando en una mejor calidad de vida de los adultos mayores», añadió.

Los adultos mayores recibirán un dispositivo smartphone, especialmente acondicionado para su uso, que se conecta directamente con una central de teleasistencia con solo pulsar el botón que aparece en la pantalla.

Una vez activado se conectará con una central de teleoperadores, especialmente capacitada y con experiencia en la atención de adultos mayores. Tras verificar que no se trata de una emergencia, podrá derivar la llamada al monitor o asistente del adulto mayor, como también a familiares o vecinos (con la consecuente contención social que esto significa). En caso de emergencia, la operadora de teleasistencia puede conectarse directamente con los servicios de salud o de seguridad, para resolver la situación planteada.

La central de teleasistencia dispondrá de la ficha del Adulto Mayor, en la que se consigna información médica y social, servicios comunales y de salud junto a las redes de apoyo disponibles, información con la que podrán responder de manera eficiente a los requerimientos de la persona.