“Cómo está evolucionado la pandemia Covid-19 es un claro recordatorio de que siempre debemos evaluar y gestionar adecuadamente los riesgos de baja probabilidad que conllevan un tremendo potencial de pérdida”, afirma Munich Re.

Para la reaseguradora esto se observa en el caso de los riesgos que están expuestos a un deterioro subyacente, como es el caso de ciertos desastres naturales agravados por el cambio climático. «Las experiencias tras el bloqueo de la vida pública y el mundo empresarial en muchos países han sido una llamada de atención sobre el asombroso potencial de que los riesgos sistémicos den lugar a pérdidas que posteriormente desencadenen muchas repercusiones diferentes. Sin embargo, es imposible por definición asegurar los riesgos que conducen a pérdidas en todas partes al mismo tiempo, violando así el criterio fundamental de asegurabilidad», detalla el grupo.

Estrategia de evaluación de riesgos

La pandemia de coronavirus también ha afectado indirectamente al segmento de seguros para riesgos cibernéticos, que está creciendo rápidamente: los cierres obligaron a la mayoría del personal de oficina a trabajar desde su casa y a muchas empresas a migrar sus operaciones comerciales a un formato digital, lo que supuso un un fuerte aumento de los ataques cibernéticos, remarca el comunicado.

«Los ataques Ransomware aumentaron un 148% en marzo de 2020»

Con el fin de asegurar el crecimiento sostenido de los negocios cibernéticos, Munich Re está aplicando una estrategia integral de evaluación de los riesgos existentes de manera individual, identificación de tendencias sistémicas y búsqueda de precios, términos y condiciones acordes con el riesgo.

En concreto, la reaseguradora ha creado un equipo compuesto por más de 130 expertos que se especializa en soluciones cibernéticas a lo largo de la cadena de valor, incluyendo el análisis, la prevención y la transferencia de riesgos.

“El mercado de los riesgos cibernéticos sigue siendo una de las áreas estratégicas de crecimiento más importantes de Munich Re”, afirma Doris Höpke, miembro de la Junta de Administración responsable de Europa y América Latina en un comunicado del grupo. Este impulso adicional, alimentado por la pandemia de la digitalización y la creciente conciencia de las empresas sobre los riesgos cibernéticos puede impulsar aún más un mercado que ya muestra un fuerte crecimiento, añade el comunicado.

De hecho, recuerdan, el mercado de los seguros cibernéticos podría incluso superar la actual previsión de crecimiento, de algo más de 7.000 millones de dólares en 2020 a unos 20.000 millones de dólares en 2025.