Moody’s pronostica que el nuevo impuesto para cooperativas y mutuas en Argentina “será manejable” | future Latam
viernes, abril 26, 2019
Inicio Noticias

Moody’s pronostica que el nuevo impuesto para cooperativas y mutuas en Argentina “será manejable”

39
0

Ya está en vigor, desde el 8 de enero, un nuevo impuesto transitorio que grabará el 3% de los primeros 100 millones de pesos argentinos (2,66 millones de dólares) del capital de las entidades financieras de tipo cooperativo y mutual, incluidas la aseguradoras, hasta 2023. La medida afecta al 16% del mercado asegurador en términos de primas.

Por encima de ese umbral, la tasa impositiva será del 4%. Las entidades con un capital inferior a los 50 millones de pesos argentinos (1,33 millones de dólares) quedan exentas. Un informe de Moody’s que analiza el impacto de esta medida señala que la mayor parte de las compañías estará sujeta al tipo del 4%, “dado que todas ellas a excepción de dos poseen un capital superior a los 100 millones de pesos.

En realidad, el nuevo impuesto implica una carga menor que el anterior, “aunque su aplicación impactará negativamente en el nivel de capitalización de las cooperativas y mutuas, ya que la tasa impositiva se aplicará directamente sobre el capital de estas entidades, lo cual tiene una consideración crediticia negativa”, aclara Moody’s, para quien, no obstante, la “sólida posición de capital” da a las entidades afectadas “margen suficiente” para afrontar la medida.

Al cierre del ejercicio fiscal 2018 (junio), el ratio medio de capital sobre activos totales de las mutuas y cooperativas de seguros era del 83%, en comparación con el 21% del resto de la industria de seguros, lo que refleja “una adecuación de capital significativamente más fuerte para estas entidades y hará que el impacto del impuesto sea manejable”, afirma la agencia de calificación.

Las 22 compañías afectadas por el impuesto representan un 16% de las primas del mercado argentino que están exentas de tributar por sus beneficios. El nuevo impuesto, que para Moody’s “puede verse como una aproximación al impuesto sobre beneficios”, se traducirá en una tasa efectiva sobre el resultado neto del 20%, aproximadamente, inferior en todo caso al 30% de tasa efectiva media del impuesto sobre los beneficios de los últimos cinco años. “Sin embargo, esta diferencia se acortará debido a la reducción de la alícuota del impuesto a las ganancias de 35% a 30% en 2018 y a 25% en 2020”.