Mantener la moral y la salud mental de los empleados mientras perduran las restricciones a la movilidad impuestas por la pandemia y ahora también por el temporal de nieve, se ha convertido en una de las principales preocupaciones de las organizaciones empresariales. 

La publicación Insider Engage repasa, en un reportaje reciente, algunas de las soluciones creativas que las empresas han estado explorando para mantener a su gente motivada y feliz, y recoge las reflexiones de Eva Rodríguez, Subdirectora de Diversidad, Salud y Bienestar de MAPFRE.

Desde el inicio de la pandemia de Covid-19, empresas como la aseguradora global han mantenido su responsabilidad hacia el cuidado de los empleados, animándoles a separar la oficina del hogar, ya sea para acompañar a los niños al parque, sacar a sus mascotas, dar un paseo, hacer ejercicio o montar en bicicleta.

“Dada la preocupación de MAPFRE desde el principio, nuestros empleados no han tenido problemas importantes más allá de la lógica dificultad de conciliar trabajo y cuidado familiar durante el confinamiento, especialmente cuando se trata de niños pequeños o familiares dependientes”, explica Rodríguez.

Consulta el resto de la crónica en la web de MAPFRE.