Los reaseguradores han adoptado un enfoque racional en las renovaciones de 1 de abril. En concreto, según el informe que elabora WILLIS RE, se han registrado incrementos de precios de hasta un 25% en los contratos y programas afectados por pérdidas, pero estos aumentos de tarifas se compensaron con renovaciones sin cambios en los precios para los programas sin pérdidas.

Los altos y continuos niveles de capitalización del mercado, tanto de los reaseguradores tradicionales en los mercados de valores vinculados a los seguros (ILS, por sus siglas en inglés), fueron la clave de las respuestas “racionales” de los reaseguradores en materia de precios.

Según se desprende del informe, algunos reaseguradores trataron de comprar mayor capacidad y el mercado ha podido responder con capacidad limitada, pero sólo cuando el precio era un problema. Mientras tanto, se añade, para muchos compradores, las relaciones a largo plazo seguían siendo más importantes que las modestas reducciones de tarifas que se ofrecían en algunas clases no catastróficas y sin pérdidas. Además, los mercados ILS siguieron siendo una fuerza pequeña, pero sin cambios en Japón, con cierto aumento en el apetito de unos pocos fondos en algunas áreas.

“Dado que el mercado mundial de reaseguros trata de hacer frente al actual desequilibrio entre la oferta y la demanda, la capacidad de demostrar una base estable y racional desempeña un papel cada vez más importante a la hora de desarrollar y promover soluciones para los nuevos compradores y para los principales clientes”, detalla James Kent, CEO Global de WILLIS RE.