La Brecha de Protección de Seguro (BPS) actual se ubica en torno a 650 puntos básicos de PIB mundial, lo que supone aproximadamente 5 billones de dólares, según el Servicio de Estudios de MAPFFRE. Este gap de cobertura en el segmento de Vida supone más de dos veces la de No Vida.

“Esta estructura de la BPS es el resultado de una brecha de aseguramiento de partida mayor en el caso de Vida, pero también de dinámicas diferentes, puesto que la ampliación de la BPS en el segmento de Vida ha sido cuatro veces mayor que la ampliación de la brecha de aseguramiento del negocio de No Vida entre 1997 y 2017, mientras que la BPS del segmento de Vida ha crecido en torno al 200%, la de No Vida lo ha hecho tan solo en 50%”, explica la aseguradora en un reciente informe.

Por otra parte, la mayor contribución a la BPS global se ha producido en los mercados emergentes, los cuales suponen el 75% de la brecha de aseguramiento en el segmento de Vida y el 90% de la BPS de No Vida. De entre los mercados emergentes, que suponen más de dos terceras partes de la muestra, los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) son responsables aproximadamente de más de la mitad de la BPS.

El trabajo destaca que aunque la brecha de aseguramiento representa aproximadamente el doble que hace 20 años en términos del PIB global, en términos del tamaño del mercado asegurador ha tendido a estabilizarse y, desde hace algunos años, a descender. Ello se ha debido fundamentalmente a que los mercados emergentes han reducido la BPS en términos del mercado real hasta la mitad aproximadamente, tanto en los segmentos de Vida como de No Vida.

Los mercados desarrollados, por su parte, han mantenido una brecha de aseguramiento relativamente estable y baja a lo largo del tiempo. Es destacable, sin embargo, que en el caso del segmento de Vida la BPS en los mercados desarrollados se ha abierto ligeramente durante la última década evidenciando los problemas existentes con el sistema previsional (dado que el seguro Vida constituye uno de los mecanismos complementarios dentro de los sistemas previsionales).

Global Insurance Potential Index

Este análisis de la brecha de aseguramiento le ha permitido a la aseguradora analizar los mecanismos que dictan su dinámica y crear un indicador que, empleando valores actuales, anticipa qué mercados van a ser los mayores contribuidores al cierre de la brecha de aseguramiento global. Este GIP-MAPFRE (Global Insurance Potential Index) ordenar a los diferentes mercados a lo largo del tiempo y elaborar un ranking.

El ranking para los segmentos de Vida y de No Vida identifica un numero de mercados con elevado potencial de aseguramiento a los que se denomina Tier 2 el cual se compone de aproximadamente 24 mercados de los 96 escrutados. Dentro de esta categoría se ha determinado un conjunto bien diferenciado de mercados (los denominados Tier 1) que son los que ofrecen los mayores niveles de potencial asegurador.

 GIP-MAPFRE de Vida / Ranking Top 10

GIP-MAPFRE de No Vida / Ranking Top 10

“Como era previsible -concluye el informe-, los rankings de Vida y de No Vida son liderados por las economías más grandes y que más rápidamente pueden cerrar la brecha de aseguramiento; hecho que se ha mantenido estable a lo largo del período analizado (1997-2017), mostrándose solo cambios menores en ambos rankings”.

La aseguradora ha comprobado, además, que el potencial asegurador está muy concentrado en los países Tier 1, los cuales, siendo menos del 5% de la muestra analizada, reúnen más del 50% de toda la BPS. Los países con mayor potencial de acuerdo al GIP-MAPFRE son, en general, China, los Estados Unidos, India, Japón y, con algo de distancia, Indonesia, Rusia, Brasil, México y Turquía.

En la presentación del informe, celebrada hace unos días, en Madrid. Manuel Aguilera, director general del Servicio de Estudios, destacó que el GIP-MAPFRE “identifica no solo los factores que dictan la dinámica de la generación de la brecha de aseguramiento en esos mercados, sino que también considera la capacidad de absorción de la brecha de aseguramiento en cada uno de ellos”.

Al respecto, apuntaba el directivo, “se observa que la capacidad de cerrar la brecha de aseguramiento tiene cierta inercia, pudiéndose decir que quienes lo han hecho en el pasado también lo harán en el futuro”.

Estuvo acompañado por la presidenta de UNESPA, Pilar González de Frutos, y el vicepresidente del grupo asegurador, Ignacio Baeza.

El informe completo está disponible en la página web de Fundación MAPFRE.