El Foro Económico Mundial publica un mapa interactivo sobre riesgos regionales a la hora de hacer negocios en 2020. En esta lista de los riesgos que más preocupan por regiones del mundo, los ciberriesgos se cuela como la cuarta preocupación a nivel mundial.

Si analizamos más en detalle este riesgo: es la primera preocupación para los líderes de América del Norte y la segunda para Europa. Sin embargo, si miramos América Latina, el ciberriesgo apenas parece entre las cinco primeras; sus preocupaciones se centran más en la Gobernanza nacional fallida o el desempleo.

De hecho, el desempleo es la principal preocupación de los ejecutivos empresariales a nivel mundial, seguido de cerca por la crisis fiscal (principal preocupación en 2019), que se sitúa en tercer lugar. Las enfermedades infecciosas suben 28 puestos y representan el segundo riesgo que más se repite. Aparecen entre los 10 primeros puestos en todas las regiones excepto Asia del Sur, Asia del Este y el Pacífico.

La Covid-19 mide nuestra resiliencia

Para John Doyle, presidente y CEO de Marsh, la crisis del coronavirus ha puesto de relieve la resiliencia de las organizaciones. «A medida que las empresas miran hacia el futuro, van equiparando sus acuerdos de riesgo y resiliencia bajo un panorama amenazador marcado por importantes cambios en el comportamiento de los clientes y los empleados. De la misma forma que las preocupaciones por la economía y el clima requerirán que las empresas reorienten sus planes de negocio, una mayor dependencia de las infraestructuras digitales se traducirá en un marcado aumento de la exposición al riesgo cibernético».

«Para optimizar la recuperación, las organizaciones tendrán que desarrollar una mayor preparación en sus modelos de negocio para ser más resilientes frente a futuras interrupciones”, explica John Doyle, presidente y CEO de Marsh.

30 riesgos que debes conocer

La encuesta enumera 30 riesgos. Se incluyen ataques terroristas, fenómenos meteorológicos extremos y el colapso o crisis de estado. Si bien los riesgos principales están relacionados principalmente con la economía, los riesgos relacionados con el clima están causando mayor preocupación este año. Entre estos se destacan las catástrofes naturales (sube siete puestos), los fenómenos meteorológicos extremos (sube cinco puestos), la pérdida de la biodiversidad y el colapso del ecosistema (sube ocho puestos).

También se valora la falta de adaptación al cambio climático (sube dos puestos). Entre otros cambios importantes se incluyen las catástrofes medioambientales causadas por el ser humano (baja seis puestos), la falta de planificación urbana (baja siete puestos) y los ataques terroristas (baja nueve puestos).