La seguridad en los entornos cloud es una preocupación cada vez más real en los departamentos TI  y DevOps de las compañías. Y es que según revela un informa de Trend Micro, la seguridad en la nube pone de manifiesto que los errores humanos y los despliegues complejos abren la puerta a una amplia variedad de ciberamenazas.

Gartner estima que para 2021, más del 75% de las organizaciones medianas y grandes habrán adoptado una estrategia de TI multicloud o híbrida. A medida que las plataformas en la nube se vuelven más frecuentes, los equipos de TI y DevOps se enfrentan a preocupaciones e incertidumbres adicionales relacionadas con la seguridad de sus instancias cloud.

«Las operaciones basadas en la nube se han convertido en la regla y no en la excepción. Los ciberdelincuentes se han adaptado para sacar provecho de los entornos cloud configurados incorrectamente o mal gestionados«, explica Greg Young, vicepresidente de ciberseguridad de Trend Micro.

«Creemos que la migración a la nube puede ser la mejor manera de solucionar los problemas de seguridad redefiniendo el perímetro TI y los endpoints corporativos, añade el directivo. Sin embargo, eso solo puede ocurrir si las organizaciones siguen el modelo de responsabilidad compartida para la seguridad cloud. Asumir la propiedad de los datos en la nube es primordial para su protección, y estamos aquí para ayudar a las empresas a tener éxito en ese proceso», detalla el experto.

Toma nota: amenzas y debilidades

La investigación encontró amenazas y debilidades de seguridad en varias áreas clave de la computación basada en la nube, que pueden poner en riesgo las credenciales y los secretos de la empresa. Los delincuentes que aprovechan las configuraciones erróneas se han dirigido a las empresas con ransomware, cryptomining, e-skimming y filtrado de datos.

Los tutoriales online engañosos agravaron el riesgo para algunas empresas, lo que llevó a una mala gestión de las credenciales y certificados cloud. Los equipos de TI pueden aprovechar las herramientas nativas de la nube para ayudar a mitigar estos riesgos, pero no deben confiar únicamente en estas herramientas, concluye el informe.

Guía de buenas prácticas

Trend Micro recomienda varias buenas prácticas para ayudar a asegurar los despliegues cloud:

  • Emplear controles de privilegios mínimos: restringiendo el acceso solo a aquellos que lo necesitan.
  • Comprender el modelo de responsabilidad compartida: aunque los proveedores cloud tienen seguridad incorporada, los clientes son responsables de proteger sus propios datos.
  • Supervisar los sistemas mal configurados y expuestos: herramientas como: Conformity pueden identificar rápida y fácilmente las configuraciones incorrectas en sus entornos cloud.
  • Integrar la seguridad en la cultura DevOps: la seguridad debe ser integrada en el proceso de DevOps desde el principio.