Los CEOs mundiales muestran niveles récord de pesimismo sobre la evolución de la coyuntura internacional en 2020. El 53% de los primeros ejecutivos globales prevé una desaceleración del crecimiento económico mundial en los próximos doce meses, casi 25 puntos más que el año pasado y 48 más que hace dos.

En cuanto a los presidentes y consejeros delegados de todo el mundo tampoco son muy positivos sobre de la marcha de los ingresos de sus propias empresas en 2020. Sólo el 27% se muestra muy confiado en su evolución, el nivel más bajo desde 2009.

Pero ¿qué está empujando a la baja las expectativas de los máximos ejecutivos de todo el mundo? La respuesta se resume en una palabra: incertidumbre. Esta es una de las principales conclusiones de la XXIII Encuesta Mundial de CEOs, elaborada por PwC y presentada en el Foro Económico Mundial de Davos.

El año pasado, el incierto crecimiento económico no se encontraba entre las diez principales amenazas sociales, políticas y económicas para el crecimiento de las empresas, según los CEOs. Este año, sin embargo, ha escalado hasta la tercera posición, justo detrás de los conflictos comerciales -que pasan del cuarto al segundo lugar- y del exceso de regulación, que sigue perenne al frente de los desvelos de los máximos ejecutivos.

Cambios en la regulación de Internet

Este año los máximos ejecutivos de todo el mundo se muestran especialmente preocupados por los cambios regulatorios en el ámbito tecnológico. El 71% prevé que se aprueben nuevas normativas para regular el comercio electrónico, la privacidad y los contenidos en Internet y en redes sociales; el 68% para acabar con el dominio de las grandes compañías tecnológicas y el 51% para forzar a las empresas a compensar a los ciudadanos por el uso de sus datos.

Sin embargo, recuerdan desde la consultora, existe división de opiniones sobre cómo se va a encauzar y cuáles serán los efectos de esa regulación: mientras que el 50% de los CEOs de todo el mundo cree que cada país o región va a aprobar sus propias iniciativas legislativas -lo que va a provocar la fragmentación de Internet-, un 40% espera que los países acuerden una única legislación global y no se produzca tal división.

Los CEOs más preocupados por esta cuestión son los de las compañías norteamericanas, de Europa Occidental y de Oriente Medio.

La importancia del upskilling

En el informe del año pasado, los presidentes y consejeros delegados coincidían en la necesidad de formar a sus empleados y ayudarles a adquirir nuevas capacidades digitales para que las empresas sean capaces de afrontar y sacar partido de todos los retos derivados del desarrollo de las nuevas tecnologías y de la robotización.

PwC estima, después de analizar más de 200.000 puestos de trabajo en 29 países, que, a mediados de la década de 2030, el 30% de los empleos estarán potencialmente en riesgo de desaparecer como consecuencia de la automatización.

PwC estima, después de analizar más de 200.000 puestos de trabajo en 29 países, que, a mediados de la década de 2030, el 30% de los empleos estarán potencialmente en riesgo de desaparecer como consecuencia de la automatización. Sin embargo, solo el 18% del total de los CEOs entrevistados ahora dicen haber realizado progresos significativos a la hora de poner en marcha programas de upskilling.

Entre los principales obstáculos que se encuentran las empresas para llevar a cabo este tipo de iniciativas están la falta de motivación de los empleados o la escasez de recursos.

Desafíos y oportunidades del Cambio Climático

Por último, en la encuesta se hace un análisis específico de cómo ha evolucionado su opinión sobre el cambio climático en los últimos diez años y revela la creciente preocupación de los primeros ejecutivos.

Entre 2010 y 2020, ha pasado del 16% al 30% el porcentaje de los CEOs que considera que combatir el cambio climático puede suponer una ventaja competitiva para sus empresas entre sus grupos de interés.

Se dan situaciones paradójicas en el informe, como la de China -en la actualidad, el país con mayor polución del mundo, pero, a la vez, el mayor mercado de productos verdes del planeta-, donde el 47% de los CEOs se declara consciente de las oportunidades que el cambio climático ofrece a sus empresas. En 2010, esta opinión la sostenía sólo el 2%. Por el contrario, los CEOs de India y de Estados Unidos se muestran mucho más escépticos al respecto.