La GFIA acaba de publicar su respuesta a una consulta de la Asociación Internacional de Supervisores de Seguros (IAIS) sobre el uso de los aseguradores de análisis de grandes datos (BDA).

Desde la federación se detalla que si bien se ha acogido con satisfacción el equilibrio general proporcionado en la consulta, la IAIS debería reconocer de manera más explícita los beneficios del uso de BDA por parte de las aseguradoras. De hecho, desde la GFIA se ha matizado que muchos de los posibles riesgos que se han discutido en la consulta, tales como los sesgos que resultan de la discriminación y reducción del acceso a los seguros, carecen de evidencia y, en cualquier, caso pueden ser mitigados por el uso del Big Data.

En concreto, la federación señaló que los algoritmos son capaces de absorber más información, lo que reduce la dependencia de cualquier punto de datos y debería mejorar la precisión. Asimismo, también se señala en estas respuestas que algunas de las preocupaciones de supervisión mencionadas en el documento, como la consolidación de la industria, los productos de seguros no obligatorios y las cuestiones relativas a los datos genéticos, no son preocupaciones específicas de la BDA.

Por último, se hace referencia a que «las preocupaciones en materia de supervisión que se mencionan en el documento pueden abordarse y se están abordando, en el marco de las normas de supervisión existentes».