Lloyd’s ha dado a conocer las tres vías en las que la industria de los seguros podría acelerar la recuperación económica y social en todo el mundo tras el impacto de la pandemia.

Se trata de tres marcos de código abierto “que ayudan a desarrollar la capacidad de recuperación futura a través de asociaciones y productos innovadores junto con un centro de excelencia (respaldado por hasta 15 millones de libras en inversión de capital semilla) para comprender mejor, modelar y proporcionar seguros para eventos catastróficos sistémicos”, explica el mercado.

Las propuestas buscan abordar los desafíos a corto, medio y largo plazo a los que se enfrentan los clientes a medida que comienzan a recuperarse y retoman su actividad. Así, por ejemplo, incluyen soluciones para la reapertura de empresas que contemplan la amenaza de nuevas oleadas de Covid-19, la construcción de una mayor capacidad de recuperación en las cadenas de suministro mundiales, así como la economía digital, y la preparación y protección para un próximo evento catastrófico sistémico.

Tres marcos de protección

Dos de los tres marcos propuestos requieren asociaciones gubernamentales y de la industria aseguradora. En el caso de que se implementen, Lloyd’s afirma que dichos marcos podrían proporcionar protección al cliente para nuevos rebrotes (ReStart and Recover Re) y otras pandemias futuras, así como fortalecer la resiliencia social frente a futuros eventos catastróficos sistémicos (Black Swan Re).

  • ReStart, que contempla la interrupción comercial sin daños (pérdida de ingresos sin un desencadenante de daños físicos) para futuras oleadas de Covid-19 y se centra específicamente en apoyar a las pymes, inicialmente del Reino Unido.
  • Recover Re establece un marco de seguro que se propone para “después del evento” y que podría brindar alivio inmediato y cobertura para la interrupción del negocio sin daños a largo plazo, incluida la actual pandemia. “Si se implementa, ésta podría ser una forma eficiente de inyectar fondos comerciales y gubernamentales en la economía, proporcionando alivio a los clientes con capacidad de endeudamiento limitada. Este marco podría implementarse en cualquier país donde el gobierno tenga los recursos y el compromiso de la industria para respaldarlo”, señala Lloyd’s.
  • Black Swan Re, por último, es un marco de reaseguro que requiere la asociación entre los gobiernos y la industria “para proteger mejor a los clientes de los impactos devastadores y a largo plazo de eventos catastróficos sistémicos, desde otra pandemia o interrupción de la cadena de suministro global, hasta la interrupción de infraestructuras o servicios públicos críticos”. El marco proporcionaría reaseguro para la cobertura de interrupción comercial sin daños comerciales para eventos inesperados y de gran impacto (black swan) a través del capital conjunto de la industria, respaldado por una garantía gubernalmental.