Si los usuarios de productos de salud tuvieran que contratar un seguro sanitario con compañías no especializadas en este campo, éstos depositarían su confianza principalmente en empresas tecnológicas (Google, Microsoft, Apple, etc.) en un 20,5% y en compañías de luz y/o gas (Naturgy, Endesa, Iberdrola, etc.) en un 18,74%. Esta ha sido una de las conclusiones que revela el IIº Observatorio de la Competencia del Sector Seguros realizado por Braintrust.

En el otro lado de la balanza, aquellas que el cliente elegiría en el último lugar, estarían los operadores de telecomunicaciones (como peden ser Movistar, Vodafone, Orange, etc.), grandes almacenes (IKEA, Leroy Merlin…), compañías e-comerce (Amazon, Aliexpress, Vente privée, etc.), empresas de transporte (aerolíneas, tren, autobuses, ferrys, etc.) y, en último lugar, optarían por las Redes Sociales (Facebook, Instagram, Twitter, etc.).

La asistencia a personas mayores la cobertura no ofrecida más demandada

Otro de los puntos que revela este estudio son los servicios de valor añadido más deseados por los tomadores y no cubiertos por sus compañías en sus seguros de salud. Destacan tres muy concretos: la asistencia para personas mayores (73%), las pruebas y perfiles genéticos (72,9%) y los chequeos médicos deportivos (59,3%).

“Es determinante para las compañías saber y conocer las expectativas y necesidades de los tomadores del seguro de salud como el perfil y necesidades de los no asegurados”, afirma la consultora, ya que permitirá definir y trazar sus estrategias, así como detectar las carencias y deficiencias para ampliar y diversificar los segmentos de mercado e incrementar la contratación.

“Saber innovar y adaptarse a la demanda de los clientes, sumado a la experiencia propia serán las pértigas necesarias para arriar velas del éxito y estar a la vanguardia del sector. Será posible, detectar nuevos nichos de mercado si se conocen de antemano las preferencias que demandan los usuarios y no usuarios sólo así podrán ofrecerse o mejorar los servicios de valor añadidos deficitarios o no cubiertos por las compañías”, concluye la compañía.