La pandemia Covid-19 ha cambiado la tradicional forma sobre cómo las aseguradoras se preparan y responden a los desastres naturales. El distanciamiento social y la limitada capacidad de los ajustadores para viajar después de una catástrofe ha obligado a evaluar estos procesos virtualmente.

Según afirmó Eric Sanders, jefe de reclamos de QBE Norteamérica durante su participación en la conferencia de la APCIA, gracias al aumento del uso de tecnologías digitales avanzadas las aseguradoras estaban bien posicionadas y listas para enfrentar estos desafíos.

«En los últimos años, las aseguradoras con visión de futuro han estado a la vanguardia en la incorporación de tecnologías emergentes como los drones, aplicaciones especializadas, modelado 3D y herramientas de inteligencia artificial en el proceso de reclamos», explicó.

Mejora el proceso y el servicio

«Ahora más que nunca, las aseguradoras están utilizando soluciones virtuales para procesar los reclamos y atender a sus clientes de manera segura y eficiente», dijo Sanders.

Para el ejecutivo esta tecnología ha sido vital durante Covid-19 pero además está mejorando el servicio de reclamaciones en general a través de un procesamiento más rápido: «El tiempo que transcurre desde la asignación de la reclamación hasta la estimación de la finalización de una reclamación virtualmente inspeccionada puede ser menos de la mitad que tradicionalmente. Esto hace que el cheque llegue a manos del cliente mucho antes», señala.

Además de la velocidad, concluye: «El proceso también da al cliente una mayor sensación de control, al tiempo que elimina la molestia de programar una inspección».