A la vez que el ciberriesgo escala posiciones entre las mayores preocupaciones de los líderes y las organizaciones, el mercado de seguros cibernéticos crece para dar cobertura a esta demanda. Lo curiosos es que este riesgo es en sí una amenaza para todos, compañías de seguros incluidas. Más cuando la modelización de esta amenaza se encuentra en su infancia, a la vez que los eventos y los vectores de amenazas siguen evolucionando. Por ello, adaptar estos nuevos eventos a las formas tradicionales de distribución es el primer desafío.

A.M. Best ha publicado un informe sobre el mercado de seguros cibernéticos en Estados Unidos,  en el que se hace un repaso por todas las ventajas y desafíos a los que este sector tiene que hacer frente.  Según la agencia, el desempeño de suscripción en esta línea de negocios sigue siendo sólida, ya que las aseguradoras han aumentado significativamente su suscripción. La mayoría de las compañías que suscriben seguros cibernéticos siguen siendo prudentes con respecto a su exposición total, así como a la exposición cibernética en relación con el excedente del asegurado que es limitada. “Se espera que la capacidad crezca, dado que la rentabilidad sin duda atraerá a más nuevos participantes en el mercado”, afirma la agencia.

El crecimiento está siendo impulsado por organizaciones que desean minimizar el riesgo cibernético y de reputación, así como proteger sus balances y resultados finales. Además, las aseguradoras han eliminado la cobertura cibernética de los seguros tradicionales, al incorporar las exclusiones cibernéticas. El crecimiento también está siendo impulsado por un entorno normativo más estricto, liderado por el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) en Europa y regulaciones similares en Estados Unidos.

Dentro de este informe se extraen algunas conclusiones:

  • Las reclamaciones totales en el mercado de seguros cibernéticos en Estados Unidos aumentaron un 39% año a año hasta 2018, lo que indica un mercado en rápida evolución.
  • Las primas directas emitidas se han más que duplicado en el país en un período de cuatro años, hasta 2.000 millones de dólares en 2018, desde los 996 millones en 2015.
  • CHUBB INA GROUP fue la principal aseguradora de seguros cibernéticos en 2018, por delante de AXA US GROUP y AMERICAN INTERNATIONAL GROUP, con 325,8 millones de dólares en primas cibernéticas directas, la mayoría de las cuales fueron para pólizas ‘empaquetadas’
  • HARTFORD INSURANCE GROUP volvió a liderar el ranking de pólizas cibernéticas vigentes al final del año, con más de medio millón.

“Creemos que el mercado de seguros cibernéticos ofrece una oportunidad positiva para las aseguradoras. A medida que las exposiciones de las empresas al riesgo cibernético continúan creciendo, también lo hará la demanda de seguros cibernéticos. La capacidad también debería continuar creciendo, dado que la rentabilidad de esta actividad sin duda atraerá a más nuevos entrantes del mercado”, asevera el informe de la agencia.

Mientras el mercado del seguro cibernéticos sigue creciendo, desde A.M. Best se subraya que se continuará supervisando “cómo las aseguradoras gestionan su propia exposición a los seguros cibernéticos y que estas exposiciones se tengan en cuenta en sus propios procesos de gestión de riesgos empresariales”.

Las aseguradoras, añade la agencia, continuarán ofreciendo servicios cibernéticos para la diversificación con soporte de reaseguro y estructuras de límite cuidadosas. El crecimiento del seguro cibernético sin los correspondientes controles de riesgo será considerado negativo, concluye A.M. Best.