Las mayores empresas del mundo prevén que el cambio climático impacte de forma negativa en su negocio en cerca de un billón de dólares durante los próximos cinco años, según los datos recopilados por la ONG Carbon Disclosure Proyect (CDP) que ha consultado a 215 empresas mundiales. «Nuestra respuesta colectiva es más urgente que nunca, y está claro que la acción corporativa no se puede retrasar», afirma Nicolette Bartlett, directora de Cambio Climático de CDP.

Del impacto total estimado, 500.000 millones se corresponden al aumento de los costes operativos debido a los cambios legales y políticos. Asimismo, otros 250.000 millones proceden de los denominados «activos varados», que son aquellos que dejarán de formar parte del modelo productivo, informa Europa Press.

La ONG ha detallado que los activos de combustibles fósiles entran dentro de la definición de «varados», porque a medio plazo «no ofrecerán retorno económico como resultado de la transición del mercado hacia una economía baja en carbono». Los activos expuestos a impactos físicos por los efectos del cambio climático también se han cuantificado como «varados».

No obstante, desde CDP también considera que las oportunidades de negocio surgidas del cambio climático duplican sus potenciales impactos negativos. Así, el valor potencial de estas oportunidades se sitúa en los 2,1 billones de dólares, cifra que multiplica por siete las inversiones requeridas para alcanzar dicha cantidad.

Y es que de cara a futuro, cerca del 80% de esas empresas estima que en el próximo lustro se producirán «grandes» impactos climáticos, incluyendo patrones de condiciones climatológicas extremas, un alza en las temperaturas a nivel global y un incremento en el coste de las emisiones de gases de efecto invernadero.