La tecnología como una estrategia vertical es ahora común en casi todos los aseguradores y reaseguradores del mundo, pero la tecnología de las InsurTech puede no ser tan verde o impactante como muchos de los titulares esperaban. “Aunque mantenemos nuestra posición decidida sobre el valor creado por algunos Insurtechs, también mantenemos nuestra posición de pragmatismo realista”. Así se resume el actual mercado de insurtech según el último informe Quarterly InsurTech Briefing de Willis Towers Watson.

En el primer trimestre de este año se habían invertido más de 1.000 millones de dólares en negocios relacionados con Insurtech a nivel mundial por tercer trimestre consecutivo. Además, observamos que los inversionistas de Insurtech en todo el mundo ejecutaron el mayor número de transacciones, tanto en No Vida, como el mayor volumen de rondas de financiamiento de la Serie B y la Serie C durante los primeros tres meses de 2019. Asimismo, también se detalla en el informe un total de 29 transacciones de Vida y Salud, lo que representa el segundo mayor número de inversiones desde el segundo trimestre de 2017.

Este mensaje se repite en el segundo trimestre, detallan, a pesar de una reducción general del 2% de la inversión total global de InsurTech en comparación con el primer trimestre de 2019, este trimestre se reporta una inversión total de 1.410 millones. Esto hace que el segundo trimestre de 2019 sea el cuarto trimestre consecutivo de la inversión global de InsurTech que supera la marca de los 1.200 millones de dólares. “El financiamiento de este trimestre ha provenido de una serie de inversiones en etapas posteriores, cuatro de las cuales totalizan un exceso de 100 millones”, matiza el informe.

El cambio hacia inversiones en etapas posteriores ha visto una reducción simultánea en el volumen total de transacciones del orden del 21%. De hecho, desde el broker subrayan que «si consideramos la inversión en la etapa inicial como un todo, este trimestre marca el punto más bajo desde el tercer trimestre de 2017». Por su parte, los fondos semilla y de serie A para las nuevas empresas de este sector atrajeron 147 millones de dólares en el segundo trimestre. De ese total, el 59% de las empresas objetivo se centraron en la distribución de seguros; por separado, el 54% se invirtió en seguros de fuera de los EE.UU. o el Reino Unido.