El dinero que se destina a InsurTech da una buena idea de las áreas de interés y del nivel de innovación en materia de seguros que se está produciendo actualmente. Por ejemplo, la financiación ha aumentado de forma constante en los mercados de vida, salud y No Vida

«Está claro que InsurTech puede ser un motor de disrupción. Pero lo más importante es que también es un catalizador para la evaluación, comercialización e introducción de nuevas tecnologías y prácticas en la corriente principal», afirman desde Willis Towers Watson.

La industria global de InsurTech experimentó un tremendo crecimiento en la inversión entre 2017 y 2020, ya que los inversores buscaron aprovechar la mayor demanda de servicios digitales de las compañías de seguros tradicionales y las instituciones financieras. El financiamiento total alcanzó niveles récord de 7.000 millones el año pasado a pesar de la incertidumbre económica causada por el coronavirus.

Cuatro áreas de inversiones actuales en InsurTech

1. Mejora de las experiencias de los clientes

Un aspecto fundamental de la digitalización es conectar a las aseguradoras y los corredores para que todos los integrantes de la cadena de valor, incluidos los clientes, puedan intercambiar datos de manera significativa. Se trata de hacer que el viaje se centre en el cliente y no en el producto.

Además, existen posibilidades reales de crear experiencias de compra más amplias para los clientes, que también pueden implicar oportunidades de ventas adicionales, ventas cruzadas o impulsadas por eventos.

2. Aprovechar la analítica avanzada

Las soluciones de modelización predictiva, incluido el aprendizaje automático, están permitiendo a las empresas mejorar los precios, los siniestros y el rendimiento de la suscripción.

Las plataformas y los conocimientos basados en los datos no sólo permiten la distribución en tiempo real y la mejora de las relaciones con los clientes, sino que también proporcionan apoyo a la toma de decisiones para permitir, por ejemplo, que los expertos en suscripción y siniestros dediquen su tiempo a lo que más valor puede aportar.

3. Reducir el riesgo mediante la automatización

El uso típico de software de automatización de procesos y gobernanza permite a las empresas automatizar los datos y los flujos de trabajo analíticos, agilizar los procesos empresariales y reducir los costes. También permite aumentar la resistencia operativa al incrementar la potencia de cálculo y reducir la dependencia de personas clave, disminuyendo significativamente la probabilidad de error humano.

4. Mejorar el rendimiento de las TI

A través de las pilas digitales, las empresas están aprovechando el software como servicio y la informática distribuida y escalable. Esto reduce naturalmente el coste de base de la arquitectura tecnológica existente y de la nueva.

Teniendo en cuenta estos temas, a medida que más empresas InsurTech cambian su enfoque a las operaciones de back-office, las aseguradoras tradicionales se beneficiarán de sus bases de clientes establecidas, su conocimiento del dominio y, lo que es más importante, sus datos históricos y no estructurados. En conjunto, estas tendencias allanan el camino hacia la digitalización.