Las aseguradoras tradicionales deberán adaptarse a un mundo cada vez más digital. Es un paso necesario, advierte Fitch, si quieren evitar el riesgo de que nuevos participantes en el mercado, como las insurtechs, tomen posiciones de liderazgo a largo plazo.

La agencia de calificación acaba de publicar un informe (sobre el mercado de seguros europeo) advierte de este riesgo. En su opinión, estos nuevos actores pueden sacar ventaja en los precios de sus plataformas tecnológicas. Se les presenta una oportunidad para que actores disruptores entren en el mercado. Carecen de la carga de los sistemas heredados menos eficientes.

Contar con un “modelo operativo habilitado digitalmente” será, según la agencia, un requisito previo para el éxito en el mercado europeo de seguros en los próximos años. Esto requerirá de las compañías de seguros una “inversión significativamente mayor en infraestructura y tecnologías innovadoras”.

Adaptar los productos a los clientes

Por otro lado, Fitch anima a las aseguradoras a adaptar las ventas y el diseño de sus productos, como respuesta al nuevo perfil del asegurado.

“Los clientes -explica la agencia- exigen cada vez más que sus productos de seguros tengan disponibilidad en línea. También piden claridad en los precios y facilidad de uso. Y una capacidad para adaptarse automáticamente a sus necesidades cambiantes durante el ciclo de vida”.

Por otro lado, los asegurados también esperan cada vez más que sus pólizas ofrezcan servicios auxiliares de apoyo. Pueden ser, por ejemplo servicios de prevención de pérdidas o la asistencia en caso de siniestro.