Las consecuencias económicas de la pandemia Covid-19 es probable que pongan a prueba el mercado de ciberseguros de EE.UU.. Así lo afirma un nuevo informe de Fitch Ratings.

«El seguro cibernético sigue siendo un mercado pequeño pero rentable, representando una modesta porción del riesgo de la prima para los aseguradores de No Vida individuales», detalla Fitch. «Sin embargo, -añade- un gran evento cibernético imprevisto, como una intrusión masiva en la nube o un ataque a la infraestructura, podría resultar en pérdidas individuales sustanciales que podrían presionar los niveles de capital y las calificaciones individuales».

Por otro lado, tal y como pronostica la agencia, las primas directas emitidas para el seguro cibernético crecieron un 12% en 2019 hasta más de 2.200 millones de dólares. Eso es un aumento del 8% de crecimiento en 2018. 1.300 millones de dólares en primas directas cibernéticas fueron emitidas en 2019, un aumento de casi el 14% desde 2018. La demanda de cobertura cibernética también sigue aumentando.

Cambios a corto plazo

El reciente endurecimiento de las tasas de primas para el mercado de líneas comerciales de EE.UU. golpeó el segmento cibernético el año pasado. recuerda el comunicado. Según una encuesta del Consejo de Agentes y Corredores de Seguros esto se vio reflejado en un aumento del 2,9% en las tasas de renovación de pólizas cibernéticas.

«Sin embargo, el crecimiento de las primas del segmento en 2020 se verá atenuado por las reducciones en las exposiciones de suscripción a causa de la reciente y aguda contracción económica ligada a la pandemia de coronavirus», subraya Fitch. Ante este panorama incierto, desde la agencia alertan: «Las prácticas sobre la compra de cobertura cibernética pueden cambiar significativamente a corto plazo con una creciente presión sobre los presupuestos y beneficios de las empresas«.