2021 es un año clave para el despliegue mundial de las redes 5G. La importancia de esta Red ha aumentado desde el inicio de la pandemia, “ya que gran parte del mundo ha pasado a trabajar a distancia y requiere velocidades de datos más rápidas y fiables».

«Una gestión de la red para seguir funcionando de manera eficiente”, destaca en un comunicado Jonathan Franke, técnico y ciber intermediario de New Dawn Risk. Las aseguradoras y los compradores cibernéticos deben prepararse para el despliegue mundial de las redes 5G en 2021. Así lo alertan las proyecciones del intermediario de seguros especializado.

«A medida que continuamos la transición a una sociedad progresivamente basada en la nube, en lo que respecta a la transmisión y el almacenamiento de datos, la mayoría del mundo desarrollado se inclinará hacia la 5G, lo que trae consigo un nuevo panorama de ciberamenazas que aún no se ha comprendido», matiza el experto.

En esta carrera para ser los líderes de esta Red de Redes están América del Norte, Europa y Asia Oriental están a la cabeza.

Internet de las cosas o la explosión de las ciberamenzas

“El despliegue de 5G seguirá potenciando la expansión de la Internet de las Cosas en casi todos los sectores de la industria y en muchos hogares, ya que cada vez más dispositivos inteligentes conectados a la Internet se convierten en equipos cotidianos esenciales. Esto plantea una explosión de vías de vulnerabilidad para que los delincuentes exploten redes aparentemente seguras casi sin ser detectadas”, augura este informe.

Inversión en tecnología

Además, tanto las empresas B2B como las B2C deben prepararse para invertir en niveles más sofisticados y mayores de supervisión de sus redes, controles y tecnología, detalla el informe.

“Dependerán cada vez más de los expertos en tecnología de la información para garantizar una protección adecuada, a pesar de que la brecha de conocimientos en materia de tecnología de la información es cada vez mayor. Y tendrán que hacerlo con rapidez – la planificación para el aumento de los riesgos asociados con 5G ya debe estar bien desarrollada. Aquellos que han perdido de vista el balón, quizás distraídos por el ajuste de sus operaciones para hacer frente a COVID-19, corren el riesgo de una mayor vulnerabilidad”, afirma el experto.

La responsabilidad de los ciberaseguradores

Y en este campo de batalla digital, lo mismo se aplica a los ciberaseguradores. Tienen la responsabilidad de estar preparados para 5G también, en términos de asegurarse de que sus ofertas de ciberseguros, están al día y que están proporcionando a sus clientes la protección adecuada.

«En 2021 veremos a las aseguradoras cibernéticas y a los compradores luchando por estar listos para el lanzamiento de 5G; es probable que la redacción cambie y la cobertura podría ser cuestionada», concluye Franke.