El profesor Markus Warg, experto en ecosistemas y las plataformas, dibuja el papel que desempeñarán las grandes tecnologías en los seguros y de la importancia de establecer las reglas del juego dentro de los ecosistemas.

En una entrevista publicada por McKinsey explica que con el cambio hacia la interacción digital inducido por la Covid-19, los servicios digitales eficientes son más importantes que nunca. Este entorno está haciendo que «las fronteras tradicionales de la industria se difuminen y que los ecosistemas ganen terreno».

Por ello, matiza que los actores ajenos al sector están empezando a ofrecer productos de seguros directamente a sus clientes sin los riesgos que asumen las aseguradoras. Del mismo modo, muchas aseguradoras están empezando a proporcionar una gama más amplia de ofertas: servicios basados en datos en movilidad; consultas, recetas o herramientas de autogestión relacionadas con la salud; y una amplia gama de servicios financieros y del hogar.

“Estos servicios adicionales pueden generar clientes potenciales, aumentar la fidelidad de los clientes y reducir las reclamaciones en el negocio principal de los seguros. Además, de ayudar a las aseguradoras a aprovechar fondos de valor totalmente nuevos”

El seguro sigue fallando en sus “estrategias de éxito en el ecosistema”

Sin embargo, añade Warg las aseguradoras tienen hoy dificultades para establecer estrategias de éxito en el ecosistema, incluso si tienen una visión clara de lo que deben perseguir. “La creación de nuevos servicios requiere talento, recursos y capacidades, que pueden competir por la prioridad con las actividades actuales del negocio principal”.

Como resultado, añade: “Muchas aseguradoras no consiguen alcanzar la velocidad y la flexibilidad necesarias para triunfar y son incapaces de igualar la comodidad que ofrecen los grandes actores tecnológicos, que ya forman parte de la vida cotidiana de muchas personas”.

¿Qué oportunidades hay para las aseguradoras?

“Para crear nuevos flujos de valor, las aseguradoras deberían trabajar con diversos actores de los distintos sectores para aumentar su propia oferta de productos y servicios y mejorar sus propuestas generales de servicio al cliente».

El experto detalla que los clientes experimentan un servicio superior en otros sectores y lo esperan también de los seguros. «Un aspecto de esto es que las aseguradoras tienen que mejorar el compromiso con el cliente para cocrear valor. Cuando las propuestas de valor son atractivas, los clientes se comprometen a través de las interacciones y el intercambio de servicios». Gracias a estas interacciones «las aseguradoras puden utilizar los datos para comprender a los clientes y ofrecerles propuestas de valor adicionales basadas en eventos y en el contexto».

Es decir, añade: «Al integrar el intercambio de servicios con los socios del ecosistema de la industria, las aseguradoras pueden dar forma a sus funciones y propuestas de valor teniendo en cuenta a los clientes«.

Es primordial que las aseguradoras sean flexibles y rápidas a la hora de sentar las bases y luego se dediquen a desarrollar ideas únicas que añadan un valor significativo para el cliente

 

Unificación de las reglas: coordinación de los actores en los ecosistemas

Otro de los puntos destacados por Warg es cuando habla de los próximos grandes avances, estos vendrán de la mano de la unificación de las reglas de coordinación de los actores en los ecosistemas.

“Mientras que antes sólo se estandarizaban los elementos técnicos, como las API, ahora se estandarizan incluso los servicios. Esta plataforma de código abierto ofrece varios servicios que los desarrolladores pueden aprovechar para sus propias ofertas«.

Las conversaciones mantenidas tanto con aseguradoras como con empresas de nueva creación, subraya, se pone de manifiesto el interés por unas normas comunes de servicios comerciales y técnicos. «Esta estandarización permitirá el intercambio de servicios entre aseguradoras y entre sectores, y la carrera está en marcha para determinar quién establece las reglas. El intercambio de servicios digitales es el comercio del siglo XXI, y las plataformas de servicios son el barco de los conquistadores”, concluye.