En el mundo actual que vivimos se ha hecho más evidente la necesidad de prevención, explica Christian Nólk, presidente de Asociación Guatemalteca de Instituciones de Seguros, AGIS. “Los canales de distribución han ido evolucionando conforme se descubren nuevas herramientas tecnológicas a disposición de las aseguradoras y de los consumidores”, subraya. Y es que para el directivo la pandemia ha hecho evidente “ciertas brechas que existían en la consolidación de estos nuevos canales». Todo esto, añade: “Pone el énfasis en la necesidad de que las normas y la supervisión evolucionen hacia regulaciones que favorezcan la expansión del seguro en la población”.

El Seguro, como otros sectores, ha tenido que reinventarse y adaptarse a esta gran pandemia ¿cómo estás gestionando el seguro esta crisis sanitaria?

La pandemia ha hecho evidente la necesidad de la prevención y la responsabilidad en las personas. Asimismo, esta situación ha provocado cambios en el comportamiento de la sociedad, que aún está por verse si serán a largo plazo. Los seguros han mostrado que, ante situaciones imprevistas, se puede contar con una planificación que mitigue los daños y consecuencias provocados por circunstancias excepcionales. En el caso guatemalteco esa ha sido la principal lección, para el caso de COVID-19, los seguros en gastos médicos han cubierto hasta septiembre a 2.377 casos, pagando más de 5,3 millones de dólares en indemnizaciones, 1.856 casos de seguros de vida, pagando más de $11.8 millones en indemnizaciones y en lo que se refiere a seguro de desempleo se han pagado más de $488 mil en indemnizaciones, correspondiente a 1150 casos.

La forma de trabajar está cambiando: ¿Cómo nos transformará a nivel empresarial este nuevo paradigma? ¿Será el teletrabajo y los servicios digitales la nueva forma trabajar y comunicarnos con el cliente?

Los canales de distribución han ido evolucionando conforme se descubren nuevas herramientas tecnológicas a disposición de las aseguradoras y de los consumidores. La pandemia ha hecho evidente ciertas brechas que existían en la consolidación de estos nuevos canales, haciendo énfasis en la necesidad de que las normas y la supervisión evolucionen hacia regulaciones que favorezcan la expansión del seguro en la población y faciliten a los clientes la obtención de seguros.

Está desde su organización implementando o trabajando en algún proceso de digitalización actualmente: ¿Qué estrategia tienen marcada en ese aspecto?

Cada una de las aseguradoras está trabajando sus propios proyectos, no existe un esfuerzo gremial, sin embargo si se ha tenido acercamiento con entidades como la Asociación Méxicana de Insurtech para conocer las alternativas que existen en el mercado  actualmente.

Tecnología: nuevos mercados y oportunidades

Latinoamérica está a la cabeza en innovación y ganan relevancia los nuevos jugadores tecnológicos y las insurtech: ¿Cómo están adaptándose desde el seguro al nuevo paradigma tecnológico? ¿existe mercado para todos?

Conforme el acceso a la tecnología avanza en la sociedad se están abriendo nuevos mercados y se están identificando nuevas oportunidades para la creación de productos que permitan una mayor inclusión de la población a este sector. Existe mercado para todos en la medida que se permita que el sector asegurador crezca al mismo ritmo en la que crecen las capacidades sociales y económicas de la población y por lo tanto se puedan ofrecer productos que mejoren la calidad de vida de las personas.

Conforme el acceso a la tecnología avanza en la sociedad se están abriendo nuevos mercados y se identifican nuevas oportunidades para la creación de productos que permitan una mayor inclusión de la población a este sector.

 

¿Cómo visualiza el cambio del cliente de seguros? ¿Por qué sigue faltando cultura aseguradora entre la población? ¿Ayudará la tecnología a acercarse al cliente?

Se espera que las personas sean más conscientes de la necesidad de seguros de todo tipo que permitan tener certeza y una mejor planificación. De la mano de la responsabilidad y la prevención viene una mejor y mayor cultura aseguramiento. Uno de los retos principales que existen en el país es la inclusión de una gran parte de la población en el sistema financiero a través de la formalización de empleos. Esto abriría la oportunidad para que más personas puedan gozar de un seguro en las diversas actividades económicas y sociales en las que participan. Finalmente, la tecnología esta permitiendo un mayor alcance social en la difusión de una educación financiera que indudablemente trae consigo misma una mayor utilización del seguro.

Canales renovados, para nuevos clientes

¿Cómo cree que se está transformando el seguro en cuanto a coberturas, servicios y tecnología?

A nivel mundial se produce un fenómeno demográfico que está ajeno a la actividad aseguradora tradicional. Los nuevos clientes son clientes jóvenes que entran en el mercado de trabajo ya totalmente integrados en la era digital. Los jóvenes deciden si compran o no, y a través de qué canal, en función de su investigación en fuentes digitales sobre precios, coberturas, exclusiones y condiciones. Por ello, es necesario que las aseguradoras estén preparada para la venta multicanal y omnicanal, que pueda ofrecer productos por los diferentes canales de distribución.

Es necesario que las aseguradoras estén preparada para la venta multicanal  y omnicanal, que pueda ofrecer productos por los diferentes canales de distribución.

Y el futuro ¿cómo visualiza el mercado asegurador de su región, qué retos y oportunidades cree que tendrá la industria?

Latinoamérica es una región joven en donde la población está teniendo cada vez más un mayor acceso a internet y a tecnología. Esto podría conllevar cambios importantes en lo que las personas demandan y valoran por lo que es necesario que los seguros puedan identificar dichas necesidades para poder ofrecer productos que las satisfagan. Sin embargo, para que esto ocurra también es necesario que las entidades de supervisión se adapten ante estos nuevos retos y permitan que el sector asegurador sea capaz de ofrecer soluciones ante estas nuevas oportunidades.

Es necesario que las entidades de supervisión se adapten ante estos nuevos retos y permitan que el sector asegurador sea capaz de ofrecer soluciones ante estas nuevas oportunidades.