“La transformación digital no es un nuevo software, es un cambio cultural”

0
125

La transformación digital está en la agenda de las empresas e instituciones; en su debe y en su haber, en sus desafíos y sus miedos. Para abordar la temática de manera cabal e integradora, destacados exponentes de la región, líderes en iniciativas digitales en sus respectivas áreas, participaron de la jornada virtual “Construyendo el futuro”, organizada por la Bolsa de Comercio de Rosario, el Polo Tecnológico, la Universidad Austral y la consultora Ánfora Comunicación.

Con el objetivo de que los participantes reconocieran las últimas tendencias, el encuentro contó con 10 bloques, moderados por reconocidos periodistas de la ciudad, en los que se analizó en profundidad cómo las empresas, instituciones e industrias deben implementar la cultura digital, el valor de la educación y la capacitación, la experiencia del consumidor, las innovaciones en los productos y la tendencia digital en los medios de comunicación.

Participaron de la jornada Maximiliano Schellhas (Randstad) , Ana Galiano (Universidad Austral), Stefano Angeli (Rebanking), Diego Viruega (BCR), Martín Faicht (La Segunda), Ignacio Sanseovich (Tecso), Adolfo Rouillón (Frizata) , Juan Pablo Manson (Polo Tecnológico Rosario) , Carolina Florez (Oracle), Damián Schwarzstein (La Capital) y Jorge Rosales (La Nación). El panel moderador fue integrado por los periodistas Fabiana Suárez (ON24), Nicolas Carugatti (SL24/BCR News), Patricia Martino (La Capital), Florencia Calvo (Cablevisión), Gaspar Guitierrez (LT8), Mariano Galindez (Rosario 3) y Noelia Sciarrata (Punto Biz).

Un denominador común, destacado por todos los especialistas, es que dar el paso a la transformación digital no es sólo un cambio o adopción de una nueva tecnología o un nuevo hardware, sino un proceso profundo, un cambio cultural para el que es clave estar abiertos a la diversidad, tanto de género como etaria, a la formación de equipos, a la especialización, a darse nuevas oportunidades de repensarse y perder el miedo al error y a nuevas formas laborales como el trabajo remoto.

Un concepto fuerte que sobrevoló cada una de las presentaciones, y que los referentes se encargaron de dejar en claro, es que la empresa o institución que no está dispuesta a encarar un proceso de transformación digital está en riesgo de desaparecer. También aclaran que hacerlo requiere de un correcto análisis de situación previo, el replantearse objetivos y estar dispuestos a cambiar la cultura, hacia afuera y puertas adentro.

Según acuerdan, y está a la vista, las formas de consumo, de comunicación, de entretenimiento, han sufrido un profundo cambio con el advenimiento de las nuevas tecnologías y las empresas, instituciones y organizaciones no pueden alejarse de sus clientes. Hoy, todo es ahora, inmediato, no hay espacios en la lógica del cliente para esperar ser atendido, de hacer una cola en un banco, por lo que el desafío es generar esas herramientas y productos para solucionarle los problemas a los usuarios, y no sólo a los nativos digitales, sino a todas las generaciones que ya acceden a dispositivos móviles cada vez más amigables e intuitivos en su uso.

Por supuesto hay rubros a los que la transformación digital se le hace más urgente, pero tarde o temprano le llegará a todos. Si bien hay una tendencia a poner al cliente en el centro, también explicaron que puertas adentro también la empresa tiene que acercarse a sus propios empleados, capacitarlos, conocerlos más, potenciar sus talentos, hacerlos parte de la misión y de los objetivos.

La máxima de la instantaneidad y el valor de la información minuto a minuto, también fue parte de la conversación y explicaron que luego de cierta resistencia, los medios de comunicación también debieron centrar su objetivo en lo digital, en lo que en el rubro se conoce como “Web First”. Para salir a la competencia de las redes sociales en donde existe un gran caudal de información falsa y errónea, los medios se encuentran apostando a la generación de contenidos de calidad, con firmas importantes e investigaciones que avalen sus noticias.

Los representantes de Ánfora Comunicación, Cecilia Ribecco y Maximiliano Nielsen, coincidieron en destacar que sin duda, la transformación digital en las esferas industriales, institucionales, empresariales, educativas y gubernamentales está en marcha, y si bien el efecto de la pandemia con su consecuente cuarentena aceleró esos procesos e incomodó a más de uno, no es más que otro de los desafíos que impone un mundo cambiante y para los que se debe estar preparado para no perder competitividad.

En primera persona

“La tecnología reconfiguró totalmente nuestras vidas. Hoy, casi todo pasa por una pantalla y eso lo llevamos a nuestra empresa dedicada a servicios para recursos humanos. Hicimos una fuerte apuesta a la digitalización de la recepción de CVs y al el trabajo remoto, con lo que pudimos prescindir de 35 sucursales». Maximiliano Schellhas (Randstad).

“Hace tiempo que ya venimos preparando a nuestros estudiantes en trabajos que aún no existen, en lo que vemos que las empresas están demandando para el futuro, y eso exige un repensado en el rol de la universidad en la formación, no sólo aportando conceptos, sino que inculcando valores de integradores, interdisciplinarios y adaptativos. Esto también requiere de una fuerte capacitación de la planta docente» Ana Galiano (Decana de la Universidad Austral).

“Para los nativos digitales todo es ahora y las generaciones anteriores se suben rápidamente a esa velocidad. Hacer esperar puede ser un grave error. Desde nuestra banca digital ofrecemos soluciones financieras desde la comodidad de un celular, sin firmas, sin hacer colas, facilitando la vida de nuestros clientes”. Stefano Angeli (CEO de Rebanking)

“La agilidad de una empresa no es sólo sinónimo de velocidad, si no que apunta a una mentalidad integradora con el cliente y otros actores del ecosistema de negocios y así mejorar sus productos y funcionalidades. Hay que vencer el miedo al error. Si nuestro producto es perfecto es porque llegamos tarde. La construcción es constante y requiere de una feedback, de interacción”. Diego Viruega (Director de Tecnología e Innovación de la BCR)

“Tenemos que entender que la tecnología no es enemigo de nadie, es una herramienta que las personas tenemos que manejar, no al revés. Es un aliado que facilita, agiliza, potencia la conexión con nuestros asegurados, pero que no reemplaza muchas cuestiones ligadas a lo que hacen las emociones de las personas, algo que en nuestro sector tiene mucho valor”. Martín Faicht (Líder de marketing y comunicación de La Segunda).

“La transformación digital de una empresa es mucho más que aplicar un software, es un cambio de cabeza, un cambio del cómo hacer las cosas. Como a lo largo de nuestra historia, empleos se irán reconfigurando y nuevos avances requerirán nuevos saberes. Por otro lado, las empresas tienen que tener su plan y sus objetivos, y saber también que un país inestable como el nuestro requerirá ser flexibles para adaptarse a distintos escenarios”. Ignacio Sanseovich (Director de la cooperativa de software, Tecso)

“La clave es la felicidad del cliente. Nos obsesiona encontrar soluciones a sus problemas. Desarrollamos Frizata para ofrecer mejores alimentos congelados, comodidad sin que se tenga que resignar el placer y el sabor. El rol de la tecnología es vital para darle a los consumidores lo que buscan y no que tengan que elegir entre las cosas que le muestran en una góndola, tal cual trabaja el esquema tradicional”.
Adolfo Rouillón (Co-fundador de Frizata).

“El mayor riesgo de no transformarse digitalmente es la pérdida del mercado, y abundan ejemplos como Kodak, que no entendió que su negocio era vender recuerdos y no rollos. Tarde o temprano todas las empresas correrán ese riesgo, por eso es importante un planeamiento e ir acompañando el comportamiento de los clientes”. Juan Pablo Manson (Presidente del Polo Tecnológico Rosario)

“La empresa que sólo trata de modernizarse por el lado de la tecnología, fracasa. Y no debe estar todo enfocado en el cliente. Las empresas tienen que valorar, conocer y capacitar a sus empleados, hacerlos parte. Los nuevos líderes ya no son aquellos que lo saben todo, sino los que se nutren de la diversidad en su amplio sentido, que permite el error y lo valora. Todos tenemos que contribuir con un nivel de protagonismo que supone menos ego”. Carolina Florez (Ejecutiva de Recursos Humanos – Oracle)

“Todo lo corpóreo vive en crisis. Todo es digital, y con la pandemia aún más. Los medios de comunicación lo saben. Hoy para los diarios, lo digital está primero y eso llevó a muchos cambios de funcionamiento interno de la redacción. Los medios competimos con las redes sociales como canal de información, pero el diferencial al que apuntamos es a la calidad de contenidos, a firmas importantes, a investigaciones, a todo aquello que contraste con las fake news o noticias de fuentes dudosas. Damián Schwarzstein (Editor general del Diario La Capital)

“Las redes sociales son competencia por la atención, pero muchas veces no por la calidad de la información. El gran desafío de los medios de comunicación es poder sostener el periodismo de calidad en competencia con una audiencia cada vez más volátil. Debemos pensar en la sustentabilidad de los medios, y por eso se está yendo hacia un modelo de pagos de contenidos. Jorge Rosales (Secretario de redacción de La Nación)