La Superintendencia de Seguros Privados (Susep) ha puesto en consulta pública una propuesta de circular que flexibiliza y simplifica el seguro de automóviles en Brasil.

La medida tiene como objetivo facilitar y ampliar el acceso a este importante tipo de seguro, responsable de un volumen de 35.000 millones de reales en primas emitidas en 2020. Así, permitirá una mayor diversificación de productos, más innovación y un seguro más barato. A pesar del alto volumen de ingresos, según datos de Denatran y Susep, sólo el 16% del parque automotor en Brasil tenía cobertura de seguro en 2019. Incluso considerando la flota de hasta 10 años de antigüedad, esta cifra no supera el 33%.

Entre los cambios propuestos está la posibilidad de contratar un seguro incluso sin la identificación exacta del vehículo. Esta práctica ya existe en los países desarrollados, pero aún está inexplorada en el mercado brasileño.

Esto facilita, por ejemplo, el acceso al seguro por parte de los conductores de la app y de los conductores que ya adoptan el carsharing, utilizan coches de suscripción o de alquiler, ampliando aún más las oportunidades de acceso, y de forma más inclusiva. Para el mercado esta propuesta está en consonancia con la tendencia creciente de la economía compartida, con un comportamiento que migra de la propiedad al uso del coche.

Transformación del mercado tradicional

Para la superintendente de Susep, Solange Vieira, esta iniciativa es una acción importante en el proceso de acceso a los seguros y el desarrollo del sector: «Hemos trabajado para que el seguro sea una opción relevante para que el consumidor, el ciudadano, pueda protegerse y proteger su patrimonio», afirma.

En la evaluación del Superintendente, dentro de los avances promovidos por el nuevo marco regulatorio que está implementando la Susep, la flexibilización en el segmento de autos es un ejemplo de una transformación con fuerte impacto en términos de posibilidades de desarrollo de negocios e innovación en un mercado tradicional.

«Esta medida sin duda brindará muchas oportunidades para el mercado y, especialmente, para los nuevos consumidores de seguros. Sobre todo aquellos que no son propietarios de un vehículo, pero necesitan un seguro como herramienta de trabajo – conductores de apps y arrendatarios, por ejemplo. Se trata de ofrecer más acceso y posibilidad de elección, dar más poder al consumidor y desarrollar el mercado», afirma.

Un propuesta innovadora

El director de Susep, Rafael Scherre, destaca otras importantes innovaciones que aporta la propuesta. Por ejemplo, la posibilidad gratuita de combinar coberturas, tanto las típicas del segmento de automóviles como las de otras líneas de negocio. También destaca la posibilidad de cobertura parcial del casco y la exclusión del límite de caracterización de la indemnización total, lo que permite una mayor diversificación de productos y precios, atendiendo a las necesidades y preferencias de los distintos consumidores: «Esperamos un crecimiento importante del mercado en los próximos años, con un aumento de la cobertura, la inclusión y, sobre todo, la innovación. Y a partir de ahora se sientan las bases de un entorno favorable a la competencia y a las nuevas empresas, con menos restricciones normativas.

Por su parte, Mariana Arozo, Coordinadora General de Seguros del Mercado Masivo, Seguros Personales y Pensiones de Susep, destaca además que el consumidor tendrá también la posibilidad de contratar una cobertura opcional de responsabilidad civil y accidentes personales para los pasajeros vinculados al conductor: «La propuesta aporta una gran flexibilidad en relación a la normativa actual. Esperamos nuevos productos y más asegurados, siempre con buenas prácticas de conducta y total transparencia por parte de las aseguradoras. En comparación con las cifras de la OCDE, es un mercado con potencial para duplicar su tamaño».