La Resolución 187/2019 de la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN) establece un calendario de incrementos graduales para la inversión mínimo de las aseguradoras en las pequeñas y medianas empresas argentinas hasta el próximo 30 de junio.

Parte de esas inversiones en activos de las pymes se pueden canalizar a través de los valores del Fondo Nacional de Desarrollo Productivo. Otras opciones son los cheques de pago diferido y las nuevas ‘Facturas de Crédito Electrónicas MiPyMEs’.

En cuanto al incremento decretado, este deberá ajustarse al siguiente esquema:

31 de marzo de 2019: un mínimo del 3.5% del total de inversiones y un máximo del 10% del mínimo precedentemente indicado en Valores Representativos de Deuda del Fondo Nacional de Desarrollo Productivo.

30 de abril de 2019: un mínimo del 4% del total de inversiones y un máximo del 20% del mínimo precedentemente indicado en Valores Representativos de Deuda del Fondo Nacional de Desarrollo Productivo.

31 de mayo de 2019: un mínimo del 4.5% del total de inversiones y un máximo del 30% del mínimo precedentemente indicado en Valores Representativos de Deuda del Fondo Nacional de Desarrollo Productivo.

30 de junio de 2019: un mínimo del 5% del total de inversiones y un máximo del 40% del mínimo precedentemente indicado en Valores Representativos de Deuda del Fondo Nacional de Desarrollo Productivo.

Si se supera en cada etapa el máximo establecido para los Valores Representativos de Deuda emitidos por el Fondo Nacional de Desarrollo Productivo, “el excedente podrá ser computado de acuerdo al inciso correspondiente”, según detalla la resolución.

 


Unificado el criterio de exposición de los créditos por embargos

Por otro lado, la SSN ha decidido reforzar los criterios de solvencia de aseguradoras y reaseguradoras, unificando el criterio de exposición de los créditos por embargos. De esta forma se pretende aproximar la legislación argentina a los estándares internacionales de solvencia.

Según informa ‘100% Seguro’, en el artículo 30 del Reglamento General de la Actividad Aseguradora (RGAA) se establecen los activos a tener en cuenta para el cálculo del capital mínimo, equiparando el criterio de computabilidad del rubro créditos para las entidades que operan en seguros generales respecto de aquellas que lo hacen con la cobertura de riesgos del trabajo (ART).

El Punto 39 del RGAA, que regula la exposición contable de los rubros que integran los Estados Contables, se ha modificado para que los embargos relacionados con juicios se registren en el activo dentro del rubro “Crédito por embargos” y el anexo de “Otros Créditos” bajo la codificación del plan de cuentas único del SINENSUP 1.03.04.01.08.05.00.00.

En el caso de embargos relacionados con juicios provenientes de siniestros la valuación y registración del pasivo judicial, deberá seguir los lineamientos establecidos en el punto 33 del RGAA y en el de aquellos relacionados con juicios no provenientes de siniestros, la contabilización del pasivo correspondiente deberá registrarse en el rubro “previsiones por juicios” en los códigos definidos específicamente en el plan de cuentas único SINENSUP 2.03.03.00.00.00.00.00. Su valuación deberá seguir el lineamiento que su asesor letrado defina.

En caso que el activo por embargo se presuma irrecuperable se deberá generar la previsión por embargos irrecuperables correspondiente, siguiendo los lineamientos establecidos en las Normas Contables Profesionales (RT 17 y sus modificatorias) emitidas por la FACPCE y registrarse bajo código SINENSUP 1.03.04.91.91.91.00.00.

Por último, en notas a los estados contables deberá individualizarse la operatoria y el Auditor Externo deberá evaluar los criterios de valuación, exposición y expectativa de recupero e informar al respecto.