Muchas empresas asumen que la innovación y el crecimiento van de la mano, que las ideas nuevas y creativas harán que surjan más negocios y proporcionarán las claves para dirigir una empresa de la mejor manera. Pero ¿cómo convertir esas ideas en una realidad comercial? Esta es la pregunta que Accenture en su último informe ‘Governing Innovation. The recipe for portfolio growth’.

La respuesta no es añadir más al presupuesto de innovación, según la encuesta a 1.090 ejecutivos de 11 distintas industrias. La respuesta es permitir que la innovación prospere en los negocios adecuados. Las empresas deben asignar las inversiones en innovación basándose en el potencial futuro de sus negocios – no en las necesidades actuales – y aplicar la gobernanza para extraer valor de esas inversiones.

Con este lema para lograr una innovación exitosa, revela el informe de la consultora hay que partir de una mayor gobernanza. Esto puede crear las condiciones adecuadas para que la innovación prospere en las empresas adecuadas. «A esto lo llamamos Innovación de Cartera: la aplicación de la innovación incremental y no incremental (rompedora o disruptiva) en empresas con diferentes niveles de madurez», detallan.

La disrupción -cocnluye la consultora- puede ocurrir en cualquier industria, en cualquier momento. Ya sea que se trate de responder a una nueva tecnología, un competidor o un mercado – desde vehículos autónomos hasta carnes sin carne – las empresas son muy conscientes de la necesidad de innovar para tener éxito. Pero, ¿cuál es la forma ideal de enfocar y asignar recursos a la innovación?

De un vistazo…

  • Se espera que las inversiones en innovación aumenten 1,8 veces en los próximos cinco años.
  • Sin embargo, las empresas no están asignando las inversiones en innovación de manera estratégica ni están gestionando estas inversiones con disciplina.
  • Las empresas que gobiernan la innovación de manera extensiva a lo largo del tiempo serán las que esperan un mayor crecimiento de los ingresos.