El cliente exige cada vez más una oferta adaptada a sus necesidades. De esta forma, la personalización de productos y servicios sigue siendo una de las principales demandas. Así lo confirma el 80% de los asegurados, según datos de Duck Creek Technologies.

La tecnológica señala que la estrategia centrada en el usuario define actualmente el modelo del negocio asegurador, que continúa enfrentándose a retos que también están afectando a otras industrias.

En este sentido, los clientes generan a diario un gran volumen de datos y demandan cada vez precios más ajustados y productos personalizados a sus hábitos de consumo. El 79% de los asegurados afirma que sus proveedores de seguros ofrecen personalización y el 77% está dispuesto a intercambiar sus datos de comportamiento a cambio de primas más bajas y liquidaciones más rápidas.

Abrazar la tecnología

Conscientes de la entrada de innovaciones tecnológicas, como la analítica avanzada o la inteligencia artificial, y de este cambio de paradigma, el mercado de los seguros generales (P&C) está integrando en sus sistemas diferentes soluciones tecnológicas.

Así, las compañías de seguros ya han invertido dos mil millones de euros a nivel global en tecnologías de big data y se espera que esta inversión aumente hasta los tres mil millones de euros en 2021. Pese a estos esfuerzos, el sector asegurador tiene un largo camino por recorrer. El uso continuado de sistemas heredados, que impide a las aseguradoras tener una visión completa y precisa de sus clientes, ya no es suficiente.

Según la tecnológica las aseguradoras deben abrazar la digitalización y la personalización basada en datos, poniendo al cliente en el centro de la estrategia de transformación. De este modo, añaden: «podrán utilizar los datos para orientar los procesos internos y mejorar las relaciones externas, permitiendo realizar operaciones más eficientes y ofrecer experiencias más atractivas para los clientes a lo largo de la cadena de valor».