Swiss Re, a través de su plataforma digital, iptiQ, se ha aliado con Ikea para lanzar juntos: Hemsäker. Se trata de una oferta de seguro para hogar que se adquiere de forma on line a través de la página web de Ikea.

El seguro ha sido creado, explican, para extender la protección en el hogar a todo tipo de personas y «de forma sencilla». Inicialmente este seguro solo se comercializa en Suiza y Singapur.

La plataforma digital de Swiss Re, iptiQ, es un proveedor de marca blanca centrado en soluciones de seguros de vida y salud. Este modelo de negocio, explican, permite a marcas como Ikea proporcionar servicios innovadores para sus clientes mediante el despliegue de ofertas de seguros a medida utilizando esta plataforma.

Así, la experiencia en seguros digitales, suscripción y reclamos de iptiQ permite poner en el mercado una nueva versión del seguro de hogar. Juntos realizaron pruebas exhaustivas para desarrollar un viaje digital para el cliente que es «fácil de navegar y utiliza términos simples y cotidianos para garantizar que los clientes sepan exactamente en lo que están cubiertos».

Un seguro, para cada cliente

«Estamos encantados de asociarnos con Ikea para ofrecer Hemsäker a los consumidores ya que se trata de un seguro a medida con el hogar que quieren. Se puede comprar con unos pocos clics usando cualquier dispositivo digital», explica Andreas Schertzinger, CEO de iptiQ EMEA P&C.

Para Jessica Anderen, CEO de Ikea Suiza: «Nuestra visión es ayudar a la gente a crear una vida cotidiana mejor. Cada año, visitamos a muchas personas para entender mejor lo que es importante para ellos y dos temas siguen apareciendo: la seguridad y la privacidad. Ambos son esenciales para que las personas se sientan cómodas en sus hogares. Con Hemsäker, estamos orgullosos de ofrecer por primera vez un seguro de hogar, gracias a nuestro socio de seguros iptiQ. La plataforma utiliza un lenguaje cotidiano fácil de entender y se puede adquirir en cuestión de minutos».

En concreto, la oferta se adapta a los mercados específicos de cada región. En el caso de Suiza los clientes pueden elegir modificar su nivel de cobertura para que sólo paguen por lo que necesitan.