La Federación Nacional de Salud Complementaria (FenaSalud) de Brasil ha participado en el ‘Global Summit Telemedicine & Digital Health’, celebrado a principios de mes en São Paulo. Por primera, este evento internacional puso el foco en aspectos de la nueva era de la salud digital y el futuro de la telemedicina tanto en el país como en el mundo, informa el portal de FenaSalud.

José Cechin, director ejecutivo de FenaSalud, cree que es un cambio inexorable. “La resistencia al cambio puede impedirnos experimentar avances”, afirmó al presentar el panel ‘Experiencias exitosas en telemedicina y salud digital’, con la participación de Erika Fuga, directora de Siniestros Salud de SulAmérica; Lais Perazo, directora de relaciones institucionales de Amil; Marcos Loreto, director médico de Omint; y Caio Seixas Soares, de Teladoc.

Las posibilidades de la telemedicina

Para Fuga, la medicina será más humana con los avances tecnológicos, al poder colocar al médico a dos clics del paciente: “La medicina del futuro va a avanzar con tecnología, eso es inexorable. La telemedicina posibilita una medicina conectada -con más facilidad para orientar al asegurado en su jornada- e integra los servicios disponibles, lo que genera una mejor experiencia del beneficiario y una mejor gestión de la operadora”.

Lais Perazo señaló que la telemedicina solo es otra forma para ayudar a las personas a vivir de la forma más sana. Las investigaciones apuntan a que los médicos están apreciando el valor de su utilización y, de hecho, artículos científicos muestran el impacto positivo en la calidad de atención, en los resultados de salud y en la reducción de costes.

El director médico de Omint, por su parte, sostuvo que la necesidad de regulación es urgente. “El mundo está usando la telemedicina. También necesitamos hacerlo en Brasil, pero con responsabilidad. La telemedicina puede ayudar en la logística de la atención, además de contribuir a evitar ineficiencias, siendo una óptima herramienta para el triaje, orientación y monitorización de enfermos crónicos”, enfatizó.

Más satisfacción

Por último, Caio Seixas Soares, de Teladoc, llamó la atención sobre la satisfacción del paciente en relación con la atención prestada por los médicos durante los dos tipos de contacto: presencial y virtual. “La escucha del paciente es la principal crítica que se hace hoy a las consultas presenciales y es el principal elogio que hacen los clientes del servicio de atención virtual”, destacó.

Los participantes debatieron también cuestiones como la grabación de las teleconsultas y la privacidad del paciente; la importancia de discutir la regulación de la telemedicina en Brasil y la necesidad de que esta regulación sea aprobada, ya que la práctica muestra el potencial para reducir costes y generar mayor satisfacción en los pacientes.