El gasto en Tecnologías de la Información (TI) en el sector asegurador aumentará globalmente a una tasa anual media del 5,1% hasta 2022, alcanzando un tamaño de mercado de 126.000 millones de dólares.

Así lo refleja el informe ‘Acelerando la transformación de la experiencia del cliente en el sector asegurador’, realizado por la consultora IDC Research, en colaboración con Liferay.

Las tecnologías que impulsarán este crecimiento están relacionadas con la optimización y la experiencia del cliente. Es más, estas soluciones, que crecerán anualmente un 7.9% hasta 2022 (para alcanzar los 25.200 millones de euros), representarán para ese año el 22% del gasto tecnológico total en el sector seguros.

Inversión tecnología mundial mundial en

“Proporcionar una excelente y personalizada experiencia a los nuevos clientes digitales es una necesidad hoy en día para cualquier aseguradora para construir la lealtad y relaciones a largo plazo”, se indica en el informe. Concretamente, según apunta el informe, el 60% de las aseguradoras dice que atraer y retener a los clientes es una de principales prioridades.

El compromiso de la omnicanlidad y los seguros sin fricción son las prioridades estratégicas relacionadas con la experiencia del cliente que mejor describen lo que las aseguradoras esperan para lograr su misión digital. “También es necesario priorizar los casos de uso de la transformación digital clave y desarrollar un mapa de ruta de transformación para evolucionar hacia el futuro estado digital”, se apunta.

Plataformas de Experiencias Digital

Las Plataformas de Experiencias Digital (DXP) jugarán un papel clave. Son, según las define el informe, el núcleo inteligente que las aseguradoras necesitarán para evolucionar hacia una organización centrada en el cliente, simplificando y personalizando la experiencia de cliente y conectándola con el ecosistema.

El informe también revela que el 60% de las aseguradoras ya disponen de un plan para implementar comunicaciones personalizadas para los clientes. Se destaca, en particular, que para simplificar y personalizar estas experiencias, las aseguradoras deben incorporar inteligencia en los procesos internos y externos, comprender el recorrido del cliente y alinear su organización con la misión, estrategia y sistemas de este.