El séptimo Estudio Global del Consumidor (GCS) anual de ReMark señala que la Covid-19 está acelerando las tendencias dentro de la industria, donde la venta a través de los soportes digitales, como el móvil, marca el nuevo rumbo.

Los consumidores no solo muestran su aversión al riesgo en lo que se refiere a sus vidas, sino también en su salud. No obstante, las preocupaciones sobre la protección y el nivel de demanda de seguros varían según la edad y la ubicación.

En mayo de este año, cuando muchos países permanecían confinados, ReMark encuestó a casi 11.000 consumidores en 18 países para ver si habían cambiado sus actitudes hacia los seguros y el riesgo puesto que se enfrentaban a la amenaza de la pandemia. Los resultados mostraron que los jóvenes y los países clasificados como mercados en crecimiento se encontraban entre las categorías que expresaron las opiniones más sólidas y aseguraban que su actitud frente al riesgo había cambiado, igual que el valor que le daban a los seguros.

Así, el 51,3% de las actitudes de la generación Z (entre 18 y 23 años) ha cambiado en comparación con el 22,3% de los boomers (entre 56 y 74 años). Además, en India el 81,9% de las personas dijo que sus actitudes habían cambiado en comparación con el 13,2% de los alemanes.

“Ha habido una reevaluación del riesgo en mercados en crecimiento como China, India y México, donde el 60% de los encuestados afirmó que habían cambiado de opinión sobre los seguros como resultado directo de la pandemia”, explica la directora ejecutiva de ReMark, Na Jia.

Seguros de salud y vida se acomodan a la tecnología

Los cambios detectados en el sector de seguros de Vida y Salud reflejan las tendencias a las que se enfrentan otros sectores comerciales. “A medida que el mundo se ha puesto patas arriba en 2020, las personas han redefinido el concepto de lo esencial y, por lo tanto, han reevaluado sus requisitos, lo que incluye tener el nivel correcto de cobertura aseguradora”, destaca el informe. El movimiento de los mercados hacia el bloqueo también restringió las ventas tradicionales y obligó a las personas a estar ‘conectadas’ más tiempo, “y los mercados y grupos de edad más conocedores de la tecnología hicieron una transición más rápida y fluida a las compras sin contacto”.

Como resultado, un aumento del 74% a nivel mundial en un solo año en el número de encuestados que señaló que prefería los canales sin contacto. “Este cambio se debió en cierta medida a la necesidad, pero muestra la dirección que están tomando los mercados”, añaden los autores del trabajo. Esta tendencia está relacionada a su vez con la adopción de la tecnología. La tasa de penetración del seguro en China (85,7%), India (83,9%) y Corea del Sur (82,1%), países que tienen altos niveles de uso de teléfonos inteligentes, es mucho más alta que en Irlanda, Reino Unido y Australia (57,2%, 46,0% y 45,5%, respectivamente), donde hay “niveles mucho más bajos de uso de teléfonos inteligentes. El paso a los servicios digitales también está vinculado a una clientela más joven que ha crecido usando aplicaciones”.

Redes sociales Vs. canales tradicionales

ReMark GCS también analizó de qué fuentes obtienen consejos e información los consumidores. Los usuarios más ávidos de las redes sociales cuando se enfrentan a cuestiones de salud, la Generación Z y los millennials, están más inclinados a depositar su confianza en las fuentes tradicionales de información. Así, suscribirán y comprarán un seguro médico online, pero solo el 5,4% confiaría en las redes sociales para recibir consejo.

“Un hecho es claro: productos, como los seguros de vida, se han vuelto más deseables, con un 40,6% de los consumidores que ha cambiado de opinión sobre los seguros como resultado de la Covid-19. Y cada vez más compradores de seguros de vida y de salud lo compran online. Esto puede haber sido el resultado del bloqueo, la interrupción de las reuniones cara a cara, pero este año el 42,3% de los consumidores prefirió los canales digitales en comparación con el 24,3% de 2019, lo que es un cambio significativo. También es interesante que las audiencias jóvenes parecen ser mucho más exigentes con la fuente de la que obtienen consejos e información”, concluyó la directora ejecutiva de ReMark.

«más compradores de seguros de vida y de salud adquieren la cobertura online. Esto puede haber sido el resultado del bloqueo, pero este año el 42,3% de los consumidores prefirieron los canales digitales, en comparación con el 24,3% en 2019″