La pandemia mundial ha acelerado la transformación digital en el sector de los seguros de Vida: provocó cambios importantes en la forma en que vivimos y trabajamos, empujando a los consumidores de todas las edades a tener habilidades digitales.

Pero la pandemia no es el único motor del cambio en el sector. El comportamiento de los consumidores ya venía cambiando, afirman desde Accenture, ahora se centran más en la salud, la seguridad y la protección financiera.

Estas circunstancias dan a las aseguradoras de Vida una oportunidad única de reinventar sus negocios de seguros digitales. Este cambio digital entre los consumidores ha llegado para quedarse, afirma.

Las generaciones más jóvenes, por lo general más conocedoras del mundo digital y que aceptan la tecnología en su vida diaria, ya estaban haciendo el cambio antes de la pandemia. Aunque las tasas de retención en el sector siguen rondando el 85%, nuestro estudio muestra que más millennials y consumidores jóvenes dicen que tienen intención de cambiar de aseguradora en los próximos 12 meses. Su aceptación y preferencia por los canales digitales les facilita la decisión de cambiar a los competidores de seguros digitales, incluidos los nuevos participantes en insurtech.

Nuevas demandas de los consumidores de seguros digitales

Con la antigua forma de hacer negocios, sería difícil, si no imposible, satisfacer las nuevas demandas de los consumidores de seguros digitales, explica la consultora. En la nueva realidad digital, las aseguradoras pueden reunir grandes cantidades de datos nunca antes disponibles a través de la Internet de las cosas, como los dispositivos de seguimiento de la actividad física.

Los consumidores también se muestran dispuestos a intercambiar datos personales por productos y servicios más personalizados. Esta inmensa cantidad de datos, cuando son procesados por la inteligencia artificial, puede proporcionar los perfiles más claros y detallados de los consumidores que jamás se hayan visto.

En una encuesta de Accenture se descubrió que los consumidores millennials y los más jóvenes de entre 18 y 34 años expresaron un mayor interés en las ofertas digitales que les ayudan a tomar decisiones más seguras, saludables y sostenibles. Y casi el 60% de los consumidores de más de 55 años dijeron que compartirían datos importantes para obtener servicios personalizados que les ayuden a prevenir lesiones y pérdidas, lo que supone un aumento del 24% respecto a hace dos años.

Las aseguradoras líderes están aprovechando estos datos de los clientes e invirtiendo en una mejor experiencia digital del cliente para diferenciarse y ganar la confianza y la lealtad del consumidor. Además, nuestro estudio muestra que las inversiones digitales se traducen en un aumento de los ingresos, ya que los líderes obtienen un 13% más de ingresos por primas y rentas vitalicias que sus homólogos más rezagados.

Visión 360 grados hacia el cliente

En el futuro, las aseguradoras de éxito utilizarán las tecnologías digitales para crear una visión de 360 grados de sus clientes. «Se encontrarán en un mercado de seguros digital profundamente informado por datos ricos y potenciado por la inteligencia artificial, identificando las necesidades individuales de los clientes a un nivel granular y proporcionando productos y servicios específicamente adaptados a ellos», afirma Shay Alon, managing director Insurance, Global Lead Accenture Life and Annuity Software.

La nueva experiencia digital del cliente irá mucho más allá de la digitalización. Será un proceso completamente nuevo con automatización para mejorar la admisión y la recopilación de pruebas, añade el experto. ¿Cómo? Se emplearán modelos de riesgo predictivos para permitir una suscripción fluida, que reduzca las decisiones sobre siniestros a horas, en lugar de semanas o meses. Empleará el vídeo para dar la bienvenida a los nuevos asegurados con la misma calidez y personalización de una reunión en persona.

Bueno para los consumidores, bueno para el negocio

Por último, desde la consultora se destaca que las capacidades digitales combinadas con la analítica de datos ayudarán a su empresa a cultivar relaciones sanas y duraderas con los clientes, aumentando potencialmente el valor del cliente durante toda su vida y la oportunidad a través de ofertas relevantes.

«Tanto si su estrategia digital consiste en crear o comprar capacidades diferenciadoras, las actuales plataformas digitales de seguros basadas en la nube proporcionan la flexibilidad necesaria para hacer ambas cosas», remarca Alon. Como resultado, las aseguradoras no sólo mejoran la experiencia del cliente a largo plazo y aumentan el valor de por vida, sino que también disminuyen los costes operativos a corto plazo.